Por: Tola y Maruja

No Nos Consta

— Oites Tola, ¡qué filota tan larga pa pagar salú y pensiones!

— Y mirá Maruja aquella otra fila todavía más larga, ¿pa qué será?

— Debe ser pa pedile la renuncia al Ministro.

— El colmo que nos obliguen a pagar pensión en un país donde la espetativa de vida es 60 años.

~~~

— Mejor cambiemos de tema… ¿Verdá Tola que jólibu ya está alistando la película sobre el rescate de los secuestrados?

— ¡Pu!… Está casi completo el elenco: Ya le dijeron a Margarita Rosa de Francisco que empiece a engordar pa que haga de Ingris.

— ¿Y quién haría de Juan Manuel Santos?

— ¿Vos te acordás de esos muñecos Los Mopes?… Un hermano de Miss Peggy.

~~~

— ¿Y quién representaría a alias César, el secuestrador?

— Están pensando en el Ministro de Proteción Social, pero toca esperar a que algún usuario de la Planilla Única le ponga el ojo colombino.

— El problema van a ser las locaciones, pues el director de la película insiste en que le despejen Pradera y Florida.

~~~

— A propósito del ojo morao de César, parece que fue Ingris la que lo cascó.

— No fregués… ¿Y por qué?

— ¿Vos te acordás que Ingris en la selva había pedido un dicionario? Figurate Tola que cuando se montaron al helicótero, alias César le quitó la ventanilla a Ingris y ella le pegó con el Pequeño Larús.

— ¡Avi María! “Pequeño” pero cimbronea… Con razón dicen que no hay enemigo pequeño.

~~~

— Nos deberían llamar a nosotras dos pa ese cáspin de la película… Vos y yo podríamos hacer de Ingris y Clara recién secuestradas, cuando eran un par de mancornas y mantenían juntas parriba y pabajo.

— Ole Maruja, ¿por qué peliaron Ingris y Clara?

— Cuentan que Clara tenía privilegios: que le daban la mejor presa del mico y que le dejaban la cadena más larga.

~~~

— Nada que se mueve esta bendita fila… Ve Tola, no mirés todavía… Mirá ya, con disipeto… Atrás de nosotras está el canciller Fernando Araújo… Yo no sabía que era trabajador independiente.

— Todavía no es, pero parece que en estos días va a ser.

~~~

— Lo bueno de estas filas tan largas es tener con quién conversar.

— ¿Es cierto Maruja que Yidis salió en bola en la revista SoHo?

— Pero le va a saber a cacho porque Uribe dijo que eso es terrorismo.

— Dicen los que ya vieron las fotos que Sabas tampoco le cumplió con la liposución.

— Claro que el Gobierno va a invocar su derecho a réplica y está tomando unas vistas del Gordo García.

— Con esas fotos de Yidis mostrando las marías se cumple aquel dicho: ‘Al cohecho, pecho’.

~~~

— ¡Qué bueno Maruja!, esta fila avanzó un puesto.

— No avanzó, Tola… Se maluquió una señora.

~~~

— Ole Tola, no me has contado cómo te fue en tu viaje a Medellín.

— Dejá la bulla, querida… Hay un daño en la autopista Medellín-Bogotá y me tocó dar la vuelta por Yopal.

— Ese es el problema con un ministro tan demasiado católico como Andrés Carriel, que uno le dice que se cayó el puente y él contesta que Dios proverá.

~~~

— Oites Maruja, ¿ya le tienen título a la película de los secuestrados?

— El título va a jugar con dos palabras claves en el rescate: acordate que Ingris, ya libre, dijo que se sentía en el paraíso… Y como el rescate se produjo gracias a las tretas que el Ejército le hizo a la guerrilla… Título de la película: Sin tretas no hay paraíso.

 

* Tola y Maruja en vivo este jueves 17 de julio en el Teatro Tolima de Ibagué.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Tola y Maruja acompañaron a Duque a Palacio