Por: Carolina Botero Cabrera

No se preocupe, Caracol y RCN velan por nuestro derecho a informarnos


La SIC concedió medida cautelar para que cable operadores y canales comunitarios se abstengan de transmitir canales de TV abierta sin contar con el permiso correspondiente.

Esto sucede en medio de la segunda vuelta en las elecciones presidenciales y claro, cuando empieza el mundial. Eso sí, en su majestad, Caracol y RCN están dando permiso para transmitir el mundial por señal análoga.

Parece algo comercial, pero el debate no está en igualdad de condiciones. La TV abierta es un servicio público que se presta a través de un bien de uso público: el espectro electromagnético. Regular TV abierta es de interés público por su conexión con el derecho a la información. Sirve para garantizar diversidad de medios y multiplicidad de audiencias. El “must carry” es una obligación de cable operadores y canales comunitarios para transmitir la TV abierta. No es un favor -no necesita permiso-, obliga a la TV abierta a costearlo como parte de su explotación del espectro.

Datos a considerar:

Los colombianos nos informamos por TV abierta, que llega a una audiencia de 94,4% (EGM 2011)
El 84,93% de los colombianos usamos televisión cerrada (Lamac 2014)
Las señales HD de Caracol y RCN solo están en pocas ciudades (Andesco 2014)
Mientras el promedio de crecimiento de TV cerrada era 7%, los suscriptores de DirectTV aumentaron en 25% en 2013 (ANTV 2013). La diferencia seguramente es por su oferta para el campo.
En unos meses no habrá señal análoga, será reemplazada por TDT. Por tanto, un switch (solución de hace unos años que no se implementó) nacería hoy en la obsolescencia.

Sin duda, el problema central es dejar en manos de instituciones que velan por dirimir conflictos comerciales la decisión sobre el ejercicio de derechos humanos. Por eso me preocupa que el Superintendente (gobierno ejerciendo funciones judiciales) nos tranquilice indicando que nuestros derechos están a buen recaudo. No se preocupe, estamos en manos de operadores duopólicos que entregan uno a uno los permisos necesarios para que veamos el mundial (¿y las elecciones?) en la tecnología del pasado (hasta diciembre). ¡Preparen el cheque para la TDT! Bienvenidos al mundo de permisos, ¿hasta luego a la sociedad de derechos? 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera

Modernización TIC desde las comunidades

Hablemos de libertad sexual en internet