Por: Ana Cristina Restrepo Jiménez

No ser

Mucho se habla del sentido de pertenencia y de ponerse la camiseta, de lo que significa ser y pertenecer; pero poco se reflexiona sobre una de las más refinadas manifestaciones de la existencia: no ser.

Si bien para algunos descubrir lo que no son se presenta como una epifanía, para otros es un proceso largo, que requiere años. Marcar diferencias de territorio en lo ideológico, en los principios irrenunciables, es una decisión radical que suele acarrear pérdidas: de seguidores, amistades, familiares... y hasta de la vida misma.

Cuando Pablo Escobar se declaró parte del Nuevo Liberalismo, Luis Carlos Galán salió al parque de Berrío y en una manifestación pública le negó cabida en su colectividad. No ser.

Don Guillermo Cano fue anti-López, anti-Turbay, anti-Álvaro. Anti-Jaime Michelsen. Anti-Pablo Escobar. No ser.

El ejercicio digno y ético de una profesión y de la ciudadanía —la vida misma— lo exige. Si alguna acción merece reverencia es la declaración abierta del no ser.

Durante las últimas semanas, después de las desafortunadas palabras del comerciante Andrés Jaramillo, ha habido una ola de indignación de parte de algunos políticos: Juan Manuel Galán, del Partido Liberal, tuiteó: “La violencia sexual en el conflicto es un crimen invisible. ¿Hasta cuándo?”. A su vez, Óscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático, afirmó: “Nada, absolutamente nada, justifica el maltrato y la violencia contra la mujer. Toda mujer merece respeto, amor y oportunidades”.

Es de público conocimiento que Rosario Romero dice que su excompañero Dionisio Vélez, actual alcalde de Cartagena (elegido con apoyo de los partidos Verde y Liberal), la maltrató física y psicológicamente. En marzo de este año, Zully Mejía denunció ante la Fiscalía a su exesposo, el representante de Casanare José Rodolfo Pérez (Movimiento Apertura Liberal). Congreso visible señala que contra este individuo cursa una investigación por violencia intrafamiliar.

¿Dónde está el liderazgo de los partidos? ¿Cuál es el papel de sus comités éticos y disciplinarios? Si en época preelectoral se desvelan con la Ley de Garantías y se precian de ser tan transparentes, ¿por qué no designan misiones especiales que vigilen el cumplimiento de la Ley 1257? (Además, es urgente monitorear los municipios, trascender el territorio urbano).

Hace más de un año, el Partido de la U suspendió al concejal José Guillermo Pepe Yamin Castro por violencia intrafamiliar...

Limitarse a la indignación mediática no pasa de ser una reacción adolescente en busca de la aprobación colectiva: es el momento de adoptar posiciones claras, proceder con suspensiones para quienes tengan una investigación en curso y con la expulsión definitiva cuando haya fallos en contra. Sanción política.

El próximo lunes es el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres. Se ha repetido hasta el cansancio: el maltrato contra las mujeres —sea en público o en privado— es un delito. Se encubre. O se rechaza con vehemencia.

Dirigentes de partidos políticos: ¿son o no son?

 

*Ana Cristina Restrepo Jiménez

Buscar columnista

Últimas Columnas de Ana Cristina Restrepo Jiménez