Por: Mario Morales

La noche que llega

Uno podría, basado en arendt o adorno, desgastarse en analizar desde el punto de vista del totalitarismo o la personalidad autoritaria la “plataforma” del Centro Democrático ahora que Uribe decidió lanzarse al Congreso...

O burlarse a priori de sus propuestas con eso de la multiplicación de los huevos, ahora que son cinco, sumados los sofismas del contacto con el pueblo y la austeridad...

O, a propósito de sus intenciones, traer a colación a Freud y esa pregunta de un viajero a otro, para relacionar el chiste con el inconsciente: “¿Para dónde va? Para Cracovia, responde el otro. ¡Qué mentiroso! Si me dice que va para Cracovia, quiere hacer creer que va para Lemberg. Pero sé que efectivamente va para Cracovia. ¿Por qué me miente?”...

O recordar la charla, tantas veces citada, entre Alicia (la de Carroll, que da nombre a esta columna) y Humpty Dumpty, ese huevo antropomorfo que bien pudiera servirle como logosímbolo a los uribistas, en la que aquél insistía en que cada palabra usada significaba lo que él deseaba que significara; por lo que ella quería saber si él podía conseguir que “las palabras signifiquen tantas cosas diferentes”. Él concluía que “lo importante es saber quién manda aquí”.

O podríamos devanarnos los sesos tratando de entrever semánticas y estrategias, o recordar lo que hizo cuando fue senador hace más de dos décadas...

O simplemente atenernos a la elementalidad de su exvice, Pacho Santos, y del director del Centro Democrático, Alejandro Arbeláez. El primero vaticina en su videocolumna una nueva era en la que “se refundan unas ideas”. ¿El método sigue inamovible?

Y el segundo fue enfático: “Esto es muy al estilo Uribe: no hay mucho marketing ni muchas estrategias. La idea es constituir un partido político con vocación de poder, de permanencia y un ADN 100% uribista”.

No, la variedad de factores no cambia el resultado: sólo quieren volver para quedarse. La noche que llega...

 

447086

2013-09-17T22:56:44-05:00

column

2013-09-17T23:08:51-05:00

none

La noche que llega

18

2045

2063

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

Dulces, terror y máscaras

Nadie nos lo quita

El año en el que nos devolvimos

Personajes y antipersonajes del año

De resaca en resaca