Por: Hernán González Rodríguez

Noticias falsas y política

Ben Sasse, senador republicano de Nebraska, escribió el libro Why We Hate Each Other – and How to Heal (Por qué nos odiamos y cómo curarnos), del cual adapto este comentario.

Dentro de dos años, considere esta hipótesis, apreciado lector: usted está sentado en su escritorio comenzando el día con una taza de café, teclea su sitio de noticias favorito de internet y le salta a la vista la noticia: “Se ha descubierto un video que presenta al presidente Trump conspirando con Putin”.

El video, en altísima definición, presenta a Trump y a Putin examinando el mapa electoral de los Estados Unidos. Ellos se ríen y discuten sobre los esfuerzos para que Trump gane las elecciones. Su yerno, Jared Kushner, y su hija, Ivanka Trump, sonríen en el fondo de la escena. En la conversación sostienen que sus movimientos el día de las elecciones son casi imposibles de descubrir.

El video de este escenario hipotético es absolutamente falso. Pero muchas personas van a creerle a este video más que al gobierno que lo califica como “fake news”.  Y aquí cabe preguntarse ¿cómo pudo ser este realismo posible?

Lo más preocupante de esta creación es la manera sencilla como puede hacerse. Pues bien, muy pronto existirá la posibilidad de usar ciertos programas de inteligencia artificial instalados en una computadora para que aprenda ella a simular las maneras y las palabras de un individuo con base en videos suyos de la vida real suministrados a la computadora, con el fin de elaborar un video hipotético, falso. Esta posibilidad presenta hoy riesgos tanto personales como políticos que las sociedades alrededor del mundo están mal equipadas para combatir.

Otro autorizado comentarista, Thomas Kent, presidente y director ejecutivo de Radio Free Europe, dijo el 6 de septiembre de 2018:

“Si la tecnología continúa con sus avances corrientes, muy pronto veremos videos plenamente convincentes, presentando eventos que nunca sucedieron, creados tan perfectamente que ni los expertos podrán probar que son falsos. Uno de tales videos podrá presentarnos personas hablando con su tono de voz auténtico, diciendo cosas que nunca dijeron, haciendo otras que nunca hicieron, creando imágenes totalmente nuevas a partir de nada”.

“A nivel político, si uno de estos videos criminales pudiera, incluso, llegar a presentar a un líder político afirmando lo contario de lo que siempre respaldó, esto podría torcer elecciones y generar pánico y desesperación”.

834619

2019-01-18T00:00:05-05:00

column

2019-01-18T00:15:02-05:00

jrincon_1275

none

Noticias falsas y política

27

2627

2654

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

Desempleo, a recuperar el mercado nacional

Progresos modestos en 200 años

“El libro negro de la nueva izquierda”

Cargas tributarias laborales

Elevar el empleo para disuadir las migraciones