Por: Tatiana Acevedo Guerrero

Nueve meses

Han pasado nueve meses desde que los profesores Adriana Camacho y Daniel Mejía, de la Universidad de los Andes, presentaron evidencia científica sobre la relación entre aspersión aérea de cultivos de coca y abortos espontáneos.

Utilizaron un gran conjunto de datos que incluyó registros médicos individuales e información precisa sobre los kilómetros cuadrados rociados diariamente, durante cinco años (de enero de 2003 a diciembre de 2007). Analizando la evolución de los diagnósticos médicos y los diferentes niveles de exposición al herbicida, encontraron que las fumigaciones han incrementado la probabilidad de que las mujeres sufran abortos.

Pese a la contundencia de estas conclusiones (y a lo que podría encontrarse si se estudiaran los efectos más a largo plazo), no pasó nada.

Colombia sigue siendo el único país del mundo que permite la aspersión aérea de cultivos ilegales. Fumiga con herbicidas compuestos por glifosato (el ingrediente activo) y un tensoactivo que promueve su penetración en la planta. El año pasado se fumigaron 100.549 hectáreas: 37.831 en Nariño; 13.259 en el Chocó; 11.088 en Guaviare; 10.697 en Cauca; 6.971 en Antioquia; 6.504 en Putumayo; 5.638 en Caquetá; 3.152 en Meta; 2.740 en Bolívar; 1.631 en Córdoba; 986 en Valle, y 51 en Vichada. Contratistas escoltados a veces por la Policía fumigaron 28.412 hectáreas de coca en los primeros cuatro meses de este año.

Señora procuradora delegada para las mujeres, la juventud y la infancia, señor procurador general: una política de Estado está haciendo que mujeres, en 12 departamentos del país, pierdan sus embarazos. Sus embarazos esperados, deseados. ¿Por qué no las están defendiendo? Muy indignados con el Postinor de las droguerías, no se preocupan por el glifosato que cae del cielo.

434426

2013-07-18T00:18:24-05:00

column

2013-07-18T00:29:35-05:00

ee-admin

none

Nueve meses

18

1846

1864

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tatiana Acevedo Guerrero

“¡Hey, loco, no dispare!”

Los objetivos estatales del futuro

Dos Marquetalias

Córtale las alas a la desigualdad

Volver a octubre