"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec
Por: Uriel Ortiz Soto

Nuevo Congreso sería ilegítimo

Siempre se ha sostenido en foros sobre contiendas electorales que el Estado, debe garantizar a sus gobernados la calidad y honestidad de sus elegidos.

También se ha dicho que de la eficiencia e idoneidad de las Corporaciones Legislativas, depende la pureza de los actos administrativos que dictan los gobernantes. Si todo empieza a corromperse desde la cimiente, que en este caso es el pueblo que los elige, nada bueno puede esperarse hacia el futuro.

Con lo anterior quiero referirme a las elecciones del 14 de Marzo, que para  infortunio de nuestro País, las Normas Electorales vigentes están siendo violadas por la mayoría de aspirantes al Congreso, con la complacencia de los partidos y movimientos políticos y la decidía de las autoridades en general comprometidas en un proceso tan importante para la Democracia, donde está comprometido nuestro futuro y el de las presentes y futuras generaciones.  
Tal cual lo vienen denunciando algunos medios de comunicación y diferentes organizaciones nacionales e internacionales que velan por la pureza electoral, se prevé que el nuevo Congreso, si no se toman los correctivos necesarios, será peor que el que termina en los próximos días, que se ha caracterizado por los continuos escándalos ganándose el repudio y rechazo de la opinión pública.

Vale la pena que a menos de ocho días de las elecciones nos detengamos a analizar la situación que puede presentarse con más de ciento cincuenta aspirantes al nuevo Congreso. Si bien en los actuales momentos no están inhabilitados puesto que no han sido llamados a juicio, por lo menos tienen cuentas pendientes que resolver con los Organismos de Control y entidades judiciales: Contraloría, Procuraduría; Fiscalía, el Consejo Nacional Electoral y la Honorable Corte Suprema de Justicia.

Sencillamente, las entidades que avalan y certifican la idoneidad de un candidato, partiendo inicialmente de los partidos y movimientos políticos que los postulan, son quienes deben resolverles su situación de habilidad. Por eso, si no quieren embarcar al País en la elección de un Congreso Ilegítimo, deberían pronunciarse sobre cada uno de ellos. No puede existir habilidad, de un aspirante que se encuentre incurso en una de las circunstancias que me permito señalar a continuación:

1º- Por los casos de la Parapolítica: varios candidatos están pendientes de ser llamados a versión libre o a rendir indagatoria.
 
2º- En la misma circunstancia se encuentran varios aspirantes de tener vínculos con las farc o grupos que operan la margen de la Ley. Están Pendientes, de ser llamados también a versión libre o a indagatoria.

3º- Por los casos de la Yidispolítica: varios aspirantes se encuentran implicados en el vergonzoso caso de reparto de Notarías y otras prebendas que recibieron para votar la segunda reelección presidencial.

4º- Los 86 Representantes que votaron irregularmente el segundo Referendo Reeleccionista en la nefasta noche del mes de diciembre del 2008, fueron denunciados penalmente ante la Corte Suprema de Justicia por el delito de prevaricato. Están pendientes que se les defina su situación Jurídica.

5º- Los que pecaron por el delito de transfuguismo para favorecer los intereses reeleccionistas en la misma noche del mes de diciembre 2008. Hicieron caso omiso de la Ley de Bancadas, de Cambio Radical, que había dado la orden de no votarlo.

6º- Son varios los candidatos que se encuentran denunciados penalmente por diferentes delitos, como abuso de confianza, estafa, peculado, entre otros.

7º- Se sabe también de  candidatos que se están excediendo en los topes permitidos por la Ley, y que muy seguramente después como Padres de la Patria, van a ser enjuiciados por los excesos cometidos.

8º- Se viene denunciando insistentemente que varios aspirantes al nuevo congreso, están siendo patrocinados por parapolíticos que se encuentran presos, esto con el fin de conservar su predominio electoral.   

Lo que no debemos permitir es que el máximo Templo de nuestra Democracia, se convierta nuevamente en un escenario de verguenza, donde se negocia sin escrúpulos el presente y el futuro de nuestra Patria, con grave impacto social, económico y político para las regiones. De los electores depende que se elija un Congreso que sea prenda de garantía, honestidad y pulcritud. Que los proyectos que cada uno de los candidatos presentaron en sus campañas, los cumplan a cabalidad con la vigilancia de las veedurías ciudadanas de las regiones o sectores que están representando.

Sin embargo, como el tiempo apremia, me temo que los Organismos Estatales encargados de programar las elecciones hagan caso omiso de estas recomendaciones y varios de los aspirantes incursos en los delitos aludidos resulten elegidos con graves perjuicios para el País y sus electores; es por eso, que vale la pena acudir al constituyente primario que es el pueblo, para pedirle que por la salud de la Patria, el progreso de las regiones y el futuro de sus hijos, voten con independencia y pleno conocimiento de causa.

[email protected]

[email protected]

Buscar columnista