Por: Hernán González Rodríguez

Numerosas y costosas leyes pendientes

El diario El Tiempo publicó el 16 de diciembre pasado un artículo sobre las numerosas y costosas iniciativas presentadas ante el Congreso sin medir su impacto económico en caso de ser aprobadas. Los párrafos a continuación versan sobre algunas de ellas, así como sobre algunas otras del autor de esta nota.    

1. El presupuesto para 2019 se aumentó un exagerado 9,9% sobre el presupuesto del 2018 cuando el PIB de 2018 no crecerá más del 2,7% sobre el año pasado. Cualquier empresario sabe perfectamente que si las ventas no le suben sino 2,7% en un año, el incremento porcentual de su presupuesto de gastos para el año siguiente no puede superar por mucho el crecimiento porcentual de sus ventas en el año anterior, salvo por la entrada en funcionamiento de alguna expansión o evento ocasional.

En consecuencia, no es de extrañar el faltante del orden de los $25 billones revelado en el presupuesto de 2019, obra del desacertado minhacienda del expresidente Santos. La primera reducción de $25 billones a $14 billones se realizó en el gobierno del presidente Duque, aplazando el pago de algunas deudas externas.  

La segunda reducción vino con los $7,5 billones esperados por recaudar en 2019 con la reforma tributaria o ley de financiamiento. La tercera reducción por los $6,5 billones restantes provendrá de la remota “austeridad” del Gobierno. Remota, sí, porque falta considerar los gastos e iniciativas pendientes descritos a continuación, no pocos de ellos subsidios.

2. Entiendo que, salvo partidas de pormenor, los grandes gastos derivados de la supuesta paz con las Farc no se incluyeron en el presupuesto de 2019. Fedesarrollo los ha estimado en $130 billones en 15 años, $8,7 billones/año.  

3. Inaplazables los ajustes al sector salud, los cuales, de acuerdo con el supersalud, señor Fabio Aristizábal Ángel, cuestan $8 billones. Cuatro adeudados por el Gobierno Nacional y cuatro adeudados por los departamentos.

4. Conectar con una buena red de internet a todos los municipios y a un porcentaje elevado de los colombianos.

5. La controvertida prima salarial del expresidente y senador Álvaro Uribe.

6. Devolver el poder adquisitivo a las mesadas pensionales, las cuales no se han ajustado en años pasados a la par con los salarios. Y reducir los aportes de los pensionados para salud del 12% al 4%.

7. No cobrar intereses sobre los créditos educativos del Icetex para los jóvenes de los estratos 1, 2 y 3, ni para las víctimas del conflicto armado.

8. El mejoramiento de 600.000 viviendas por medio del nuevo programa del presidente Duque: Casa Digna, Vida Digna.

9. A las universidades les aumentan los presupuestos para su cuatrienio tras cada paro.

10. El Senado aprobó otra nueva burocracia: el Ministerio del Deporte, con sede en Cali.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

Dinero para educar a los niños

Protocolos con el Eln

El Niño 2019: ¿fuerte o débil?

Noticias falsas y política

¿Síntomas recesivos?