Por: Mario Fernando Prado

O todos en la cama...

La propuesta del expresidente Gaviria -que no reflexión- en torno a la conveniencia de aplicar la justicia transicional como requisito de la firma del proceso de paz es indispensable para que exista un perdón y olvido para todos los que directa, indirecta y hasta injustamente estuvieron involucrados en este conflicto armado que ojalá esté viendo la luz al final del túnel.

De  no ser así, se repetirían las reaperturas de procesos contra personas que en su momento  fueron juzgadas y absueltas presentándose casos como los de los militares que luego de varios años terminan siendo llamados a juicio y condenados  mientras que sus verdugos andan tan libres como el viento.

Según el presidente Santos hay más de 13.000 compatriotas no combatientes a la espera de que les abran procesos que atiborrarán aún más los ya colapsados despachos judiciales y le costarían al erario billonarias sumas, siendo incluso muchos de ellos personas inocentes víctimas del llamado cartel de los falsos testigos.

Lo anterior, recalcó el mandatario, no significará que se dé una amnistía con las Farc y menos un indulto, como sucedió en el pasado.

En cambio, esta medida será pieza fundamental del postconflicto y evitará que en el futuro volvamos a abrir heridas que es preciso que sanen para siempre. De lo contrario, no habrá una verdadera paz en esta país.

Aunque falta que el debate se agite en todos los escenarios, hay un buen  recibo a esta iniciativa entorno a la cual el ex-vice presidente Angelino Garzón subrayó que el perdón y olvido no deberá ser para una parte y la otra no. “O todos en la cama o todos en el suelo”, indicó.

Por ejemplo fueron muchos los empresarios, industriales, comerciantes, ganaderos y agricultores que por diversos motivos -incluso presionados por la inseguridad- apoyaron o le hicieron guiños a grupos al margen de la ley y otros tantos -repito- a quienes les han montado películas mentirosas y les tienen las barbas en remojo de manera procaz y perversa.

¿Podrá entonces haber éxito en el proceso de paz cuando, paralelo al mismo, se inicien  procesos contra estas personas --13.000-- que demorarán años y más años y que terminarán o con una condena o peor aún con una absolución?

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Fernando Prado

Venga a Cali para que vea

El lado oscuro de Claro

Un pequeño 9 de abril

Choque de aviones

Tercera terna para Buenaventura