¿Por qué se conmemora la Semana del Detenido Desaparecido?

hace 1 hora
Por: Jaime Arocha

Obama y la paz negra

Es probable que en la reunión del próximo 4 de febrero, el presidente Barak Obama le hable al presidente Juan Manuel Santos de lo positivo que sería para el proceso de paz que —antes del 23 de marzo— los negociadores de La Habana recibieran y dialogaran con representantes de los pueblos de ascendencia africana e indígena.

Esa solicitud correspondería a las comunicaciones que desde el 28 de enero abundan en el Salón Oval de la Casa Blanca (ver www.wola.org). Entre ellas sobresalen las del congresista Henry C. “Hank” Johnson Jr, quien fuera objeto de un vergonzoso hecho de racismo en Medellín (http://bit.ly/1REx4Xg) y del reverendo Terrence E. Melvin de la Coalición de Sindicalistas Negros (CBPU, por sus siglas en inglés). Uno y otro hicieron parte de la misión de personalidades africano-americanas que en octubre de 2015 visitó las Afrocolombias, optimista por los avances del proceso de paz, pero dubitativa por el futuro de los derechos territoriales y políticos de las comunidades negras, si La Habana persistiera en no escuchar a sus organizaciones.

A la carta de la Coalición la acompaña un informe sobre el incumplimiento del Plan de Acción Laboral que condiciona el Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos. De ahí el deterioro en las condiciones de trabajo de los corteros de caña por subcontratación. A ellos la Coalición considera avocados a la neoesclavización. Subraya, además, el racismo persistente causante del protagonismo de los afros en el destierro forzado y su maltrato en las áreas de recepción.

Otro mensaje para el mismo presidente es de la Red de Comunidades Construyendo Paz en los Territorios. Alerta sobre paramilitarización de territorios étnicos al unísono con los avances del proceso de paz. Por su parte, el Consejo de Paz Afrocolombiano recuerda que el Alto Comisionado de Naciones Unidas en Colombia recomendó que el Estado colombiano y las Farc invitaran “…formalmente a La Habana a las autoridades de pueblos indígenas y afrocolombianos para que …sus derechos sean garantizados en la construcción de la paz“, y ventila su estupefacción porque —ante uno de sus miembros— el comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, afirmó que en La Habana “no estaban en discusión los derechos de los pueblos étnicos”.

La gravedad de esa afirmación crece con el anuncio de que el Chocó será una de las primeras zonas de concentración guerrillera (http://bit.ly/1Kf23KV). El gobernador de ese Departamento declaró “…más del 80% de los chocoanos han sido víctimas del conflicto armado y debemos resarcirlos”, ¿Mediante subsidios? En esa zona, entre los delitos que irán a la justicia ordinaria, el presidente Santos omitió las transgresiones a la autonomía política y territorial de los pueblos étnicos. Las cartas que los representantes que esos pueblos le escribieron al presidente Obama no escatiman los llamados de atención para someter a consulta previa, libre e informada la implementación de las grandes zonas que caracterizarán el posconflicto: Reserva Campesina, e Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social (Zidres). Esa consulta les dará solidez a la imprescriptibilidad, inembargabilidad e inalienabilidad de los territorios étnicos que salvaguarda el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

* Miembro fundador,, Grupo de Estudios Afrocolombianos, Universidad Nacional de Colombia

 

614091

2016-02-01T19:42:45-05:00

column

2016-02-01T19:45:08-05:00

none

Obama y la paz negra

20

3768

3788

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Jaime Arocha

Afro-zoom

Emotividad insondable

Solidaridades confinadas

Asepsia gestual

Degüello en el Baudó