Por: José Roberto Acosta

Odebrecht, Banco Agrario y Martínez Neira

En un fallo histórico, el Grupo Élite Anticorrupción de la Procuraduría General de la Nación sancionó a once altos funcionarios del Banco Agrario por el irregular crédito de $120.000 millones otorgado en 2015 al Consorcio Navelena, de propiedad de los corruptos de Odebrecht, que el exfiscal general Martínez Neira trató de encubrir, a pesar de estar involucrado en ese negocio.

El riguroso fallo de 278 páginas declara responsables disciplinariamente al presidente del Banco Agrario de ese momento, a siete miembros de su Junta Directiva, incluidos los delegados del Ministerio de Agricultura y de Hacienda, a dos vicepresidentas y a un gerente de cuenta, con sanciones de suspensión y multas que suman $680 millones. Aunque pueden apelar para que les revisen la sanción, se deberá tener en cuenta que desde el 19 de octubre de 2018 quedó en firme y es cosa juzgada el fallo en el que la Superintendencia Financiera impuso multa de $400 millones al Banco Agrario por los mismos hechos.

Entre las diferentes conductas castigadas está la de incumplir el artículo 102 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero, que obliga a adoptar medidas de control apropiadas y suficientes para evitar que las operaciones de crédito puedan ser utilizadas como instrumento para el ocultamiento, manejo, inversión o aprovechamiento, en cualquier forma de dinero u otros bienes provenientes de actividades delictivas, o para dar apariencia de legalidad a las actividades, transacciones y fondos vinculados con los corruptos, como son los de Odebrecht en Navelena.

Cabe recordar que el Banco de Occidente se benefició de este crédito con $50.000 millones y que Corficolombiana y Martínez Neira Abogados, relacionados con el Grupo Aval, eran los asesores de Navelena en el proyecto de navegabilidad del río Magdalena, que terminó caducando por falta del cierre financiero definitivo.

Mientras las investigaciones que terminaron en estas sanciones necesitaron años de trabajo por parte de la Superfinanciera y la Procuraduría, la absolución y encubrimiento solo le tomó catorce días al fiscal Martínez, cuando el 5 de enero de 2017 pretendió dar una exoneración exprés a sus clientes. Además, se desarrolló ante la Fiscalía una estrategia de culpar a mandos medios que afortunadamente salieron absueltos (Juan Carlos Orjuela Cortés, Hernando Gómez, Alejandro Jiménez e Irleana Martínez, totalmente inocentes). La justicia cojea pero llega y denunciar sí vale la pena.

@jrobertoacosta1 [email protected]

865964

2019-06-14T22:00:00-05:00

column

2019-06-14T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Odebrecht, Banco Agrario y Martínez Neira

42

3019

3061

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de José Roberto Acosta

La prueba reina

Transmilenio y la suerte de los Galán

Migración venezolana y economía

¿Superfinanciera ciega, sorda y muda?