Por: María Teresa Herrán

Olla de alacranes y modelos éticos

¿NO ERA ACASO PREVISIBLE QUE LOS encarcelados por parapolítica, narcotráfico y corrupción acudieran a sus parientes o testaferros para perpetuar el modelo? Por lo menos ya sabemos quién es quién, que están en todas partes y que existe la posibilidad de hacerles especial seguimiento.

¿No demuestra acaso la práctica de una ética de bolsillo esa olla de alacranes poselectorales que sólo denuncian falta de valores, corrupción y fraude cuando perdieron? Por lo menos, concluyamos que una mentalidad mafiosa permeó tanto a las maquinarias como a muchos ciudadanos que lo aceptan todo, siempre y cuando se les pague o para que gane la política de sus preferencias.

¿Queda acaso alguna duda sobre la estrategia de enlodar y desviar la atención, orquestada desde el Palacio de Nariño? Por lo menos el Ubérrimo empieza a flaquear ante todas las evidencias en el proceso de su primo Mario, en la Operación Amazonas desde el DAS en 2006 y en los problemas éticos de sus huestes electorales.

¿No son ingenuos quienes creyeron que con el voto de opinión se acabarían maquinarias y caciques? Por lo menos ya se comprobó que no funciona un modelo centrado en el caudillismo renovador, estilo Fajardo.

¿No representa el esquema de los trillizos una nueva manera de hacer política (para utilizar la frase que Galán no alcanzó a concretar) basada en reglas de convivencia, rechazo a la moral según la cual el fin justifica los medios, y respeto a las diferencias? Por lo menos ya quebraron la distorsión izquierda buena y derecha mala (o viceversa), así como las peleas mezquinas de mala leche.

Ante este proceso electoral, ¿no será ya hora de cambiar el lema “Colombia es pasión”? Y, en vez de promocionar lo maravillosos que somos, ¿no valdría la pena construir madurez política, basada en el análisis de las contradicciones éticas entre predicar y actuar, entre lo que cada cual define como honestidad propia y corrupción ajena, entre esa manera de borrar los linderos de lo lícito y lo ilícito, del interés personal y el colectivo?

 [email protected].

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de María Teresa Herrán

¿Qué tiene que ver la independencia?

¿Cuánto pesarán víctimas y paras?

La pasión no construyó a Colombia

El metro y otras maneras de embolatar