Iván Duque: así fue su histórico triunfo en las elecciones presidenciales

hace 2 horas
Por: Luis Fernando Montoya

Ómar Pérez

“Un esfuerzo total es una victoria completa”. Mahatma Gandhi.

El jugador argentino Ómar Sebastián Pérez dejó de pertenecer al club Independiente Santa Fe, en el que consiguió buena parte de sus triunfos deportivos y donde es considerado por la afición cardenal como un ídolo, que se entregó en alma y corazón por la institución.

En el fútbol como en la vida todos vamos cumpliendo un proceso que tiene entradas y salidas, en el que lo más importante es cómo asumamos ese proceso para poder seguir adelante en la vida personal y profesional.

Ómar Pérez le dio al Santa Fe amor, títulos nacionales e internacionales. Cuando jugó, lo hizo con todo el profesionalismo, independientemente de su condición física, entre otras, generando en sus seguidores un gran afecto y aprecio hacia él.

Su presencia en la cancha les daba gran confianza a sus compañeros y seguidores por su exquisito manejo del balón y su buen cobro en los tiros libres, que eran motivo de preocupación para sus rivales.

Dentro del club tendrán las razones para que él no continuara. Aún la edad cronológica le puede dar para jugar un torneo más a buen nivel, pero la vida continúa y él seguramente ya tendrá sus metas definidas para este nuevo año.

El club capitalino seguramente estará planeando un gran reconocimiento público como un gesto de agradecimiento para Ómar por todo lo que le dio a la institución. Él se está preparando como técnico, otra opción para seguir más adelante vinculado a la institución.

Al fútbol colombiano le cayó muy bien su estadía, pues brindó grandes partidos para la satisfacción de los aficionados. Le deseo lo mejor en su nuevo camino. El fútbol lo reclama.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Favoritos

Las semifinales

No todos al Mundial

Recta final

Favoritos