Por: Manuel Drezner

Aniversarios de 2016

Como es costumbre desde hace muchos años, es el momento de informar cuáles son las efemérides culturales importantes de este año.

La selección, como siempre, es muy personal y por tanto no necesariamente estarán todos los que son. De todas formas, este será un año muy rico para quienes quieran hacer conmemoraciones y recordar nombres ilustres.

El centro de las conmemoraciones, desde luego, será el recordar que hace 400 años murieron dos genios únicos, Cervantes y Shakespeare, y a ellos se rendirán homenajes de diversa clase que harán de este un año singular. Pero no sobraría recordar que fue también en 1616 cuando la Iglesia prohibió a Galileo continuar con sus trabajos científicos, así sea justo decir que no hace mucho hubo retractación, aunque esa lamentable injerencia de la religión en la ciencia continúa aún en nuestros tiempos. Otros aniversarios literarios incluyen los 150 años del nacimiento de Benavente, de Romain Rolland y de H.G. Wells, nombres muy respetados en sus tiempos pero hoy dejados un tanto de lado. No sucede lo mismo con Rubén Darío, insigne poeta que murió en 1916.

En el campo de la pintura se puede recordar que en 1416, hace 600 años, nació Piero della Francesca, un artista único, que el gran Frans Hals (a quien muchos consideran de la altura de Rembrandt) murió en 1666 y que hace 500 años murió ese extraño y grande artista que fue Jerónimo Bosch.

En la música hay una serie de nombre menores pero interesantes, que incluyen a Granados y Reger, ambos muertos en 1916, y a Busoni y Satie, ambos nacidos en 1866, todos dignos de recordarse, aunque dudo que alguien haga festivales alrededor de ellos. Los amantes del cine desde luego recordaremos que ya se cumplen este año 75 del estreno de una película básica: El ciudadano Kane, de Orson Welles. En el campo del teatro algunos rememorarán los 300 años del nacimiento del gran actor Garrick, ejemplo por muchísimo tiempo de cómo se debe actuar. No sobra olvidar tampoco que fue en 1816 cuando los frisos del Partenón griego fueron trasladados al Museo Británico, donde permanecen a pesar de todos los esfuerzos del gobierno griego por recuperarlos.

Como se ve, hay material suficiente para que entidades culturales aprovechen estas fechas y rindan homenaje a ilustres creadores que, no por haber sido medio olvidados en algunos casos, son menos grandes.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Manuel Drezner

“Los gavilanes”, en el Colón

El Festival de Música Sacra

“El caballero de la rosa” en Bogotá

Recordando artistas colombianos olvidados

“Uva pasa bajo el sol” en el Colón