Por: Columnista invitado

Balance de una visita histórica al Reino Unido

En la imponente explanada de la Guardia de la Caballería Real, el presidente Juan Manuel Santos recibió los honores de la corona y el gobierno británicos, marcando el inicio oficial de una exitosa visita de Estado al Reino Unido.

Por: Néstor Osorio *

Esta visita tuvo un carácter histórico por varios motivos. Fue la única de este año y la primera que realiza un presidente colombiano en cerca de dos siglos de relaciones diplomáticas bilaterales. En la víspera, el presidente Santos fue laureado con el Premio Nobel de Paz, lo que enalteció la presencia de Colombia y su jefe de Estado, y generó un gran interés, reflejado en el amplio cubrimiento periodístico antes y durante la semana.

Además del reconocimiento especial al presidente Santos, a la primera dama y a Colombia, la visita ofreció la oportunidad para consolidar nuestra relación estratégica con el Reino Unido y asegurar el fortalecimiento de la cooperación bilateral en el largo plazo.

Propusimos al gobierno británico una hoja de ruta con el fin de identificar los principales elementos de la relación bilateral, incorporados a lo largo de los últimos años, y trazar una agenda común para la próxima década.

Acordamos, en esa medida, concentrar nuestros esfuerzos en siete áreas estratégicas que se pueden resumir en tres grandes segmentos. En primer término, el Reino Unido reiteró su apoyo a la búsqueda de la paz e implementación de las estrategias de postconflicto en Colombia. Coincidimos en consolidar nuestra condición de socios comerciales e incrementar sustancialmente nuestro intercambio bilateral en materia de comercio, inversión y turismo. Por otra parte, convinimos reforzar la cooperación para el desarrollo sostenible y la investigación científica conjunta.

En desarrollo de esta hoja de ruta, se firmó un acuerdo de reconocimiento mutuo de títulos académicos, que agilizará el proceso de homologación de diplomas de educación superior obtenidos en los dos países, beneficiando así a cientos de estudiantes colombianos que todos los años ingresan a universidades británicas.

De la misma manera se suscribió un convenio para evitar la doble tributación, lo cual significa un importante alivio económico para las empresas y personas naturales que tienen negocios en los dos países. El acuerdo también se constituye en un incentivo para atraer mayor inversión británica a Colombia, con el correspondiente impacto positivo en el empleo y la transferencia de conocimiento y tecnología.

El Reino Unido es el principal socio científico de Colombia y, en esta condición, realizará una contribución adicional de más de 12 millones de dólares para cofinanciar la que será nuestra “segunda Expedición Botánica”. A través del programa Colombia-Bio de Colciencias, se realizarán expediciones científicas conjuntas para catalogar la biodiversidad de regiones inexploradas de Colombia e identificar potencial de producción de medicinas, cosméticos y otros productos de base biotecnológica, de manera sostenible.

Se acordó, igualmente, redoblar esfuerzos para hacer aún más efectiva la estrategia contra el crimen organizado, incluyendo iniciativas de cooperación en materia de ciberseguridad.

En apoyo a la construcción de la paz en Colombia, la primera ministra, Theresa May, anunció una nueva contribución de más de 40 millones de dólares que serán destinados a apoyar la estrategia de desminado y el trabajo de la misión internacional de verificación de cese al fuego. También promoverá programas de generación de oportunidades económicas y desarrollo rural, beneficiando a millones de colombianos que viven en zonas históricamente afectadas por el conflicto. Adicionalmente, el gobierno británico puso a disposición de Colombia una línea de financiación para proyectos de construcción de paz, por un monto de hasta un billón de libras esterlinas, cuya viabilidad será evaluada por un grupo de trabajo bilateral.

La visita de Estado al Reino Unido, además de ser la materialización del excelente momento de nuestra relación bilateral, es una muestra más del creciente protagonismo internacional de Colombia, guiado por una política exterior de contenidos sólidos y objetivos claros.

* Embajador de Colombia ante el Reino Unido.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

Cómo salvar a Venezuela

Matar a la madre

Elogio al tendero

Los indeseables de Europa