Por: Cartas de los lectores

Cartas de los lectores

Sobre un par de columnas de opinión

Las ironías de una columna

 

El profesor Kalmanotivz saluda al 2016 ironizando con errores (“La caída de Ecopetrol”, diciembre 28, 2015). Errores que reproducen la idea general de que la venta de ISAGEN sólo financiará las posibles pérdidas de los constructores de las autopistas 4G. Estas pérdidas estarían asociadas a que el volumen de tránsito vehicular estimado originalmente resulte menor que el efectivo. El argumento ignora calcular las múltiples ganancias que generan las autopistas, además de sus peajes. Puede ocurrir, entonces, que con menor tráfico vehicular los inversionistas capturen menos peajes y deban ser resarcidos pero que, al tiempo, el volumen de carga movilizada, el empleo generado por dicha carga en origen y destino y los menores costos de las empresas producto de la mayor agilidad en envío y recibo de mercancías, recupere con creces aquellas posibles pérdidas. De ser así las cosas, ISAGEN bien podría venderse para equilibrar las finanzas de los constructores y los nuevos impuestos e ingresos y los menores costos generados por el desarrollo de esas vías, en el mediano y largo plazo nos harán olvidar que vendimos a ISAGEN. Aclarando que sus compradores continuarán generando la energía de que sea capaz porque dicha energía, inclusive exportándola desde Colombia, seguirá produciendo réditos permanentes.

Bernardo Congote. Bogotá.

Corta caminata

A mí me gusta lo que escribe la periodista Ana Cristina Restrepo. Tiene sensibilidad y estilo; es creativa y posee cierta originalidad. Pero el sábado se pasó un poco de rosca. Y es que lo cuasisublime puede estar a veces al borde del ridículo.

Para empezar, la palabra caminada no existe en castellano. ¿Le pareció más bonita que decir lo que siempre hemos dicho? Que acudan a la memoria los versos de José Manuel Arango (ojalá los hubiera reproducido), vaya y venga. ¿Pero cuáles son los que recuerda de Hölderling? (Hubieran sonado bonitos en alemán).

En cuanto a Messiaen, ese mal músico cuyas obras necesitan más tiempo para ser explicadas que para ser escuchadas, todo su mérito fue ser capaz de reproducir con signos musicales lo que tal vez escuchó en su natal Avignon. El remate es Walt Whitman, con ese par de citas que en castellano suenan completamente insípidas.

En fin, demasiados autores para una caminata tan corta.

Francisco Tostón de la Calle.

Envíe sus cartas a [email protected]

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Carta a un colombiano

El malestar en Francia e Inglaterra

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores