Iván Duque: así fue su histórico triunfo en las elecciones presidenciales

hace 1 hora
Por: Juana Téllez

De la informalidad, la evasión y el recaudo tributario

En El Espectador de este lunes se publicó una muy buena columna de Santiago Montenegro sobre la importancia de volver a pensar en la informalidad. En la columna se destacaban los efectos positivos sobre la creación de empleo formal que tuvo la reciente reforma que disminuyó los costos atados a la nómina, así como los efectos positivos sobre la formalidad de la presión fiscalizadora de la Unidad de Gestión Pensional y Parafiscales de Minhacienda para evitar la evasión en los pagos de la seguridad social.

En esa línea, es muy importante insistir en la necesidad de atacar la informalidad, tanto laboral como empresarial, y la evasión fiscal, que tienen efectos mayúsculos sobre el recaudo tributario nacional y local y los pagos de la seguridad social, con repercusiones tanto a corto como mediano plazo. En el corto presiona las finanzas del Gobierno Nacional y los gobiernos regionales y las cargas no contributivas al sistema de salud, y favorece el uso indebido de los subsidios del Sisbén, entre otros. A largo plazo se reforzarán estos efectos, adicionados a la desprotección en la vejez de una gran parte de la población colombiana que se está envejeciendo cada vez más rápido.

Tenemos por delante unos años muy retadores en términos de actividad económica y finanzas públicas y, por tanto, el esfuerzo de formalización empresarial y laboral y la disminución de la evasión deberán ser prioridad. A pesar de que los objetivos de recaudo por disminución en la evasión se cumplieron en 2015, la meta para este año es ambiciosa y hay que mantenerla así a mediano plazo. Es necesario dar prioridad a este tema y usar experiencias internacionales exitosas o las recomendaciones de expertos para aumentar la formalidad empresarial. En sectores como comercio, restaurantes y hoteles de pequeña escala, por ejemplo, se debe hacer un esfuerzo creativo para promover la formalidad. Las recomendaciones de la Comisión de Expertos para la Equidad y la Competitividad Tributaria respecto del marco necesario de actuación de una administración tributaria eficiente son una herramienta clave para promover una mejora en la fiscalización tributaria a la par de una disminución de la informalidad empresarial.

* Economista jefe BBVA Research.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juana Téllez

La educación de los colombianos con la OCDE

Colombia en la OCDE: una muy buena noticia

Más cerca del empalme económico

Los ojos de las calificadoras

Los libros y la inequidad de género