Por: Jorge Tovar

El control del partido

Las estadísticas cada vez son más relevantes en el momento de analizar los partidos. Si años atrás el dato relevante para el aficionado era el resultado, actualmente se indaga por variables como el acierto en el número de pases o el tiempo de posesión. ¿Cuántos de nosotros, por ejemplo, no teníamos curiosidad por saber si en el primer duelo Guardiola-Mourinho en el fútbol inglés, el City superaría en posesión al United? La disponibilidad de datos llega con sus propios retos, pues tiene el potencial de generar información más amplia y clara para el aficionado. Diseñar nuevos indicadores es un desafío.

Resolver el problema en apenas una columna no parece posible. Comencemos por preguntas sencillas. Es común escuchar que un equipo tiene el control (así no haya disparado al arco) cuando tiene la posesión. Refinando aún más el ejercicio podemos definir el control como aquel que realiza pases correctos en mayor proporción.

Consideremos, por ejemplo, el caso del Brasil-Colombia por las eliminatorias a Rusia. Brasil marcó en el primer minuto. El control del partido hasta ese momento era total. Tras el saque inicial los cariocas realizaron 15 toques. Barrios, mandando el balón al tiro de esquina, fue el primer colombiano en tocar el balón. Saque de esquina y gol de cabeza de Miranda. Quienes vieron el encuentro estarán de acuerdo en que mientras Colombia dormía, Brasil arrollaba.

La gráfica muestra la proporción de pases acertados que realizaron Brasil y Colombia en lapsos de cinco minutos. El baile inicial implicó que durante esos 5 minutos el 95 % de los pases correctos fueran realizados por Brasil, mientras que apenas un 5 % fueron realizados por colombianos. Se visualiza quién controló el partido en cada momento. El primer tiempo fue brasileño, pero con el gol colombiano hubo un momento en que Colombia pareció dominar. Al iniciar el segundo tiempo, sin embargo, Brasil retomó el control del partido.

Es interesante anotar que Brasil anotó el gol cuando perdía fuelle. Si bien controlaba, desde el minuto 65, su porcentaje de pases acertados relativos a los de Colombia venía cayendo. El segundo gol de Brasil llegó como consecuencia de una pérdida de balón cuando Colombia atacaba. La descolocada defensa no pudo evitar el magnífico remate de Neymar. El ejercicio es apenas sugerente. Genera más preguntas que respuestas, lo cual no es necesariamente malo. Por ejemplo, ¿esa descolgada de Brasil en el control del partido desde el minuto 55 se puede interpretar como evidencia para que los entrenadores actúen? Con apenas el análisis no se puede contestar, pero las inquietudes son bienvenidas.

El Manchester City, por cierto, tuvo una posesión del 61 %.

Buscar columnista