Por: Jorge Tovar

El Leicester: fue bello mientras duró

Antes de comenzar la English Premier League, temporada 2015/2016, las apuestas indicaban que la probabilidad de que Elvis Presley estuviese vivo eran de 5.000 a 1. Igual que la probabilidad de que el Leicester fuese campeón. Que se sepa, Elvis sigue muerto. Pero las casas de apuestas tuvieron que pagar £25’000.000, las mayores pérdidas de la historia en el Reino Unido en un único evento deportivo. Para la temporada 2016/2017, las apuestas por el título del Leicester están 33 a 1.

El Leicester no sólo ganó porque fue el mejor. Ganó porque los rivales históricos estaban en horas bajas. La caída del fútbol inglés se venía observando en Champions League. Desde que en la temporada 2011/12 el Chelsea ganó la Champions, ningún equipo inglés ha vuelto a jugar la final.

El Leicester rindió en la temporada que era. Es el campeón con los números más flojos de las últimas seis temporadas. Pero es que sus rivales, fueron los más pobres de los últimos años. Los foxes apenas hicieron 475 pases por partido. Desde la temporada 2009-10, nunca un campeón inglés había promediado menos de 767 pases por partido. Ganar tocando poco el balón también vale.

Así que, aun siendo el campeón que menos disparase al arco, le alcanzó para ganar. Apenas perdió el balón en jugadas donde no se está intentando un regate, realizó pocos pases para colocar en situación de gol al compañero y tampoco destacó por la proliferación de pases largos.

Campeones como Chelsea, Manchester United o Manchester City entre 2010-11 y 2012-13 necesitaron menos de 10 disparos para marcar un gol. El Leicester, por el contrario, marcó un gol casi cada 12 disparos. Necesitó más disparos que sus rivales directos.

No debe sorprender que las cifras terminen por explicarse en los goles que se marcan. Exceptuando la temporada 2014/15, la 2015/16 fue la temporada con menor gol por partido desde 2009/10: 2,7 goles por partido. Al Leicester le bastó con marcar 1,78 goles por partido para ser campeón. Un año antes el Chelsea marcó 1,92 por partido. Y dos años antes el Manchester United anotó 2,68. Los rivales del King Power simplemente fueron muy poca cosa, al mismo tiempo que los foxes hacían su mejor temporada.

Para 2016/17 todo cambia. La EPL firmó un contrato por £5.100 millones durante el período 2016-2019. Es un incremento en ingresos del 70 % respecto al contrato anterior. Por ello los grandes se armaron con lo mejor que había en el mercado, incluso pagando cifras ridículas; caso de Pogba. Y los mejores entrenadores están allá. Es muy difícil imaginar que Klopp, Mourinho y Guardiola sean sorprendidos simultáneamente por el Leicester.

Lo del Leicester fue bello mientras duró. ¿O se repetirá el milagro?

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Jorge Tovar

Modric, el triunfo de los “expertos”

Fútbol sudaca

Es crack. ¿Qué pasa con James?

Nuestro fútbol

¿Cómo marca goles el Deportes Tolima?