Por: Jorge Eduardo Espinosa

El Mesías de Yopal

Esta es la historia de un Mesías, de una ciudad empobrecida por la corrupción y de una inmensa riqueza.

El mesías se llama Jhon Jairo Torres, nuevo alcalde de Yopal, que tendrá control sobre una riqueza: los 240 mil millones de pesos de presupuesto anual de la capital del departamento del Casanare. Aquella es tierra petrolera, pero los 150 mil habitantes llevan años preguntándose dónde está la plata de las regalías y por qué no es Yopal un ejemplo de ciudad. Para completar el panorama, hace 4 años que en Yopal hay un serio problema con el agua. La planta de tratamiento no ha podido terminarse, se robaron los 12 mil millones de pesos que la alcaldía pasada adjudicó, y ahora hay unos pozos profundos, que funcionan para abastecer de agua potable al 50% de la ciudad. El 50% restante tiene agua pero es tratada, y cuando llueve, el agua llega turbia y el proceso se complica.

La última noticia no es alentadora. El consorcio español que debía construir la planta se declaró en quiebra en España, y a pesar de que el gobierno no le ha dado anticipos, nadie sabe cuándo se terminará la obra. Acá aparece el Mesías: Jhon Jairo Torres, hasta hace 8 años un electricista informal en Tauramena, que de repente se convirtió en el hombre más rico de la región. Torres dice que todo lo que tiene, sus 15 camionetas, sus hoteles, sus terrenos, sus caballos, sus fincas y sus lanchas, se los debe a un almacén que se llama Caricias Íntimas. El colega Simón Posada, en su crónica publicada en Don Juan sobre JJ Torres, dice que la tienda tiene mil metros cuadrados y, además de ropa, vende juguetes. Sobre el origen de la fortuna del señor Torres, la justicia tiene dudas. También se preguntan algunos cómo es que un hombre sin experiencia política, sin maquinaria, sin partido, ganó contundentemente las elecciones de la ciudad.

Todo ocurrió por una Bendición. Y no, no es un juego de palabras ni una figura literaria. La Bendición es un barrio que construyó Torres y en el que ya hay alrededor de 2 mil casas terminadas. He hablado con algunos habitantes de la ciudadela y dicen que allí, a diferencia de lo que pasa en Yopal, sí hay agua potable, además de parques, vías y alumbrado público. Cada familia, dependiendo de algunas variables, paga mensualmente entre 150.000 y 250.000 pesos, además de los gastos de servicio público. Las casas se pagan a cuotas. Muchos de esos beneficiarios votaron por Torres, así como otros tantos yopaleños que se cansaron de los partidos políticos tradicionales.

El día de su posesión, Torres dijo que arreglaría en 4 meses el problema del acueducto de Yopal. También recordó que la planta que construyó en su ciudadela costó 3 mil millones, menos que la del gobierno, y que es más eficiente que la que adjudicó el Ministerio de Vivienda. La gente creyó en su Mesías, y lo aplaudió furiosamente. Los expertos consultados dicen que es imposible, y que antes de 24 meses no se puede terminar la planta que Yopal necesita.

Pero el mayor problema de Torres es que la construcción de la ciudadela es ilegal porque los predios están en un proceso de extinción de dominio. El lote conocido como El Copey, donde está construyéndose la ciudadela, hace parte de 10 lotes que están en ese proceso. Los terrenos, dice la Fiscalía, fueron incautados a Germán Sánchez Rey, alias Coletas, un mafioso extraditado a España. ¿Cómo es que los lotes de Coletas terminan en manos de Torres? ¿Cuál es la relación entre Torres y Coletas? Por ahora, la acusación contra el alcalde de Yopal es por el delito de urbanización ilegal. En audiencia en Bogotá el 16 de octubre del 2015, Torres aceptó cargos y fue llevado a la cárcel. Unos días después, le dieron detención domiciliaria. Ahora, en un repentino y conveniente olvido, Torres alega que cuando aceptó los cargos no estaba en el uso pleno de sus facultades y que se sintió mal defendido. Esta jugada dilatará el proceso en su contra, y desde junio del 2011, en Colombia es posible retractarse de la aceptación de cargos. ¿Será, como dijo el Vicefiscal Jorge Perdomo a RCN Radio, que al Mesías de Yopal también le abrirán investigación por enriquecimiento ilícito? A esta historia le quedan varios capítulos.

@espinosaradio
 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Jorge Eduardo Espinosa

Martínez - Petro

Me regala un autógrafo, don Chapo

Crónica de un fracaso anunciado

La intolerancia liberal

El médico de la muerte