Por: Hernando Roa Suárez

El proceso de paz y Redunipaz

“El odio y el sectarismo han sido el opio de los colombianos”. Darío Echandía

Con las intervenciones de Roberto Vidal, Gabriel Izquierdo, Carlos Mario Perea, Rosa Ludy Arias, Claudia Girón, Alberto Almonacid y el suscrito, miembros de Redunipaz, y los aportes de Angela María Robledo de la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes y Milena Peralta de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, se llevó a cabo en la Universidad Javeriana, el pasado 27 de noviembre, la Reunión General de la Red, con participación de profesionales y universitarios vinculados a 16 universidades y representantes de importantes instituciones y ONG´S comprometidas con la construcción de nuestro proceso de paz* . Y: ¿qué es Redunipaz? Me ocuparé de algunas dimensiones históricas; sus objetivos; las actividades básicas; la perspectiva de trabajo en Red; las universidades vinculadas; y unos comentarios finales. Veamos.

ALGUNAS DIMENSIONES HISTÓRICAS En el mes de mayo de 1997, por iniciativa de académicos, directivos, investigadores, alumnos y egresados de varias universidades del país (Nacional, del Valle, Andes, Javeriana, de Antioquia, Rosario, Tadeo Lozano, La Salle, Santo Tomás, Cauca, de Caldas, de Cartagena, Distrital, Pedagógica Nacional, Pedagógica y Tecnológica de Tunja, Cooperativa, Gran Colombia…) se dio origen a la Red Universitaria por la Paz (Redunipaz), como un espacio creado con el propósito de visibilizar y proyectar los diferentes aportes de las universidades colombianas en la construcción de la paz.

Desde su creación, Redunipaz se ha fundamentado en nuestro precepto constitucional en virtud del cual “la paz es un derecho y un deber, de obligatorio cumplimiento”. En desarrollo de su labor académica, ha contribuido a la comprensión y debate de la problemática de la paz, mediante la organización de Congresos Universitarios, la celebración de mesas redondas, conferencias y eventos, empleando el camino del diálogo, el respeto a los derechos humanos y la difusión de los valores propios de la justicia social.

Como miembros de comunidades universitarias e impulsados por una adecuada conciencia histórica, hemos intervenido con sentido solidario, proponiendo alternativas viables que preserven los principios constitucionales y las prácticas propias de la democracia participativa y el Estado social de derecho.

Complementariamente, Redunipaz ha actuado con sectores de la sociedad civil en su conjunto, abriendo canales de reflexión y de acción en torno a la paz, como un marco de entendimiento cotidiano para el desarrollo de nuestra democracia. Al respecto, ha estudiado y compartido los aportes realizados por ArcoIris, IEPRI, CINEP, ESAP, Universidad del Valle, Universidad Pedagógica Nacional, Universidad del Cauca, Universidad del Tolima, Universidad de Cartagena, Viva la Ciudadanía, Plural… y ha participado activamente en la convocatoria y seguimiento a las labores adelantadas por el Consejo Nacional de Paz y en las Marchas convocatorias de paz, que diferentes grupos universitarios y estamentos sociales, han efectuado en diversas regiones de Colombia.

OBJETIVOS Desde su fundación, tres de sus objetivos básicos han sido: i.Creación de condiciones para el encuentro de los diferentes estamentos universitarios y la realización de diálogo académico, público, interdisciplinario y plural sobre problemas, perspectivas y propuestas para la construcción de la paz en Colombia. ii. Crear ese diálogo a partir de las prácticas de la vida universitaria a través de la investigación, la docencia y la proyección social; y iii. Promover la convocatoria de los diferentes sectores sociales para participar en la reconstrucción de la memoria histórica, el fortalecimiento del tejido social y la edificación de paz en los territorios.

ACTIVIDADES Además de los Congresos Nacionales e Internacionales y la labor académica, investigativa y de proyección social, REDUNIPAZ ha participado en las diferentes actividades universitarias adelantadas con diversos sectores de la sociedad civil, organizadas en torno a la construcción de la paz y espera contribuir eficazmente en las actividades que le son propias en el Postacuerdo.

Es así como, sus actividades básicas hacia el futuro, son: i. Realización de foros y eventos académico-investigativos y de proyección social, sobre: El Proceso de Paz y: los derechos humanos; la justicia transicional; la jurisdicción especial de paz; la seguridad hemisférica; la solidaridad internacional; la modernización del Estado; el liderazgo político democrático; el papel de las Fuerzas Militares en el Postacuerdo; la ciencia y la tecnología; la problemática ambiental; la cultura de paz y la solución de conflictos; la política anticorrupción; los partidos políticos; los movimientos sociales; los procesos electorales; la planificación indicativa participativa; la gobernabilidad democrática; el fortalecimiento de la Administración Pública; los medios de comunicación y la educación para la paz; la memoria histórica; los procesos de justicia, reparación, perdón y no repetición; la integración de desmovilizados; el desarrollo rural; y las Políticas Públicas y los Planes, Programas y Proyectos dirigidos a fortalecer una sociedad democrática y participativa.

ii. Complementariamente, Redunipaz continuará apoyando organizaciones de la sociedad civil tales como: REDEPAZ, Mandato por la Paz, Asamblea permanente de la sociedad civil por la paz, Planeta Paz, Paz Colombia, ArcoIris, IEPRI, CINEP… iii. Promoción específica de procesos educativos sobre conflicto y cultura de paz, en las universidades; y iv. Participación en proyectos de prácticas sociales con población vulnerable o víctimas de la violencia.

PERSPECTIVA DE TRABAJO EN RED. Continuando la significativa labor adelantada a lo largo de sus Congresos Nacionales e Internacionales, la Red seguirá contribuyendo al debate de la complejidad de los problemas vinculados a la construcción de la paz y la convivencia entre los colombianos, siguiendo los delineamientos trazados en las actividades.

La Institución está organizada a través de los siguientes Nodos Regionales: Centro, Sur Occidente, Nororiente, Eje Cafetero, Llanos Orientales, Costa Atlántica y Antioquia.

UNIVERSIDADES VINCULADAS En distintos momentos de su desarrollo, han participado en las actividades promovidas por la Red, cerca de 45 universidades pertenecientes a los diversos Nodos. Así mismo, ha trabajado en estrecha relación con la Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN), el ICETEX, las Fundaciones Hans Seidel y Domopaz, y en actividades adelantadas por el Consejo Nacional de Paz y la Consejería de la Presidencia de la República para la Paz.

ALGUNAS REFLEXIONES HACIA EL FUTURO Ahora bien, a solicitud del Consejo Directivo de Redunipaz, me correspondió clausurar la sesión. Allí, me permití expresar, que al celebrar la Institucionalización abierta de la Red, he recordado al Maestro de Turín Norberto Bobbio cuando nos enseñó: “El problema de la paz es un problema de fondo: la paz es el bien absoluto, condición necesaria para la realización de todos los demás valores”. Entonces el país en general y especialmente la juventud universitaria, nos necesitan frescos, consagrados, éticos y sabios.

Según mi experiencia, nunca como antes la juventud universitaria estuvo tan necesitada de maestros; nunca como antes estuvo tan dispuesta a oírlos; nunca estuvo tan sola. Esta maravillosa Red que, en buena hora, fue ideada por Gabriel Izquierdo, ha estado íntimamente ligada al proceso político del país. No en vano, sabemos que la connotación más significante del Proceso de Paz, que estamos construyendo, es de naturaleza política.

Reconozco que el Señor Presidente Santos y el Equipo Asesor del proceso de paz, han realizado una gran tarea para avanzar hacia un Acuerdo que nos sitúe en posibilidad de acabar con las conductas bélicas y colocarnos ante la factibilidad de construir una Colombia en paz. Pero, falta un trabajo superior de todas las fuerzas vivas de la Nación; de los sectores público y privado; de los medios de comunicación; de las universidades y de ASCUN; y de nuestras Fuerzas Militares, para formar los líderes y los estadistas capaces de construir una sociedad democrática real, participante activa, justa (con estructuras que organicen la equidad ante el poder), pacífica (con ausencia de violencia abierta y estructural), libre (relacionada con todas las naciones, sin sometimiento a potencia mundial alguna), y en proceso de construcción de un desarrollo sostenido. La tarea es inmensa y por decenios; me acompaña la esperanza que si preservamos los principios básicos orientadores de nuestros preceptos constitucionales, saldremos adelante. Todos estamos invitados a seguir construyendo una nueva cultura de paz y realizar nuestros ideales democráticos. roasuar[email protected]

*La presente columna ha sido elaborada con base en material institucional de Redunipaz y aspectos sustantivos de mi intervención en la Sesión de Clausura de la Reunión General de la Red universitaria y de universidades por la paz (Redunipaz) celebrada el día 27 de noviembre en la sede principal de la Universidad Javeriana.

 

602964

2015-12-02T11:48:54-05:00

column

2015-12-03T12:22:06-05:00

none

El proceso de paz y Redunipaz

29

9438

9467

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernando Roa Suárez

Epígrafes democráticos (II)