Por: Ana Milena Muñoz de Gaviria

Esculturas en abandono

En agosto de 1994 entregamos a Bogotá aproximadamente ocho esculturas públicas de importantes artistas colombianos y latinoamericanos que se ubicaron en la avenida El Dorado, una de las más importantes entradas de la ciudad. Las esculturas efectivamente, además de embellecer la ciudad, mostraban a través del arte la cultura y la creación de nuestro país y nuestra ciudad.

Las esculturas han estado ahí desde ese entonces, testigos y víctimas de las inclemencias del tiempo, de la violencia y el vandalismo de los ciudadanos que no respetan los bienes de interés cultural y de la comunidad. Las obras se han deteriorado, sin que tengan un doliente. Ni la Alcaldía, ni la Cámara de Comercio e importantes empresas de la zona, ni Avianca, que tiene una en la entrada del Puente Aéreo, El viajero de Antonio Seguí; ni el aeropuerto, que tiene en su vía la arboleda del maestro Édgar Negret, han hecho una inversión para mantener y pintar estas obras, que se deterioran hasta que probablemente desaparecerán. Porque hoy, más que embellecer, están mostrando lo contrario: una ciudad en abandono.

Finalmente quien es responsable es la ciudad, aunque eso no implique que la empresa privada no pueda liderar la restauración. La Defensoría del Espacio Publico podría entonces liderar junto con la CCB un proyecto que involucre las empresas de la zona y no solo se mantengan y se pinten, sino que se desarrollen nuevos proyectos. Se han realizado distintos intentos para continuar e implantar otras esculturas con otros artistas de talla nacional y mundial y no ha sido posible hacerlo.

Sería interesante un programa de esculturas en distintos parques y espacios públicos de la ciudad que cuenten con la curaduría de diversos expertos en la materia para que den el visto bueno de las obras, pues ya se empiezan a ver igualmente obras de artistas totalmente desconocidos en algunos parques, como es un gallo o algo parecido en el parque de la de la 1ª este con 75.

Ojalá con el alcalde Peñalosa se logre iniciar este proceso de restauración y de cultura ciudadana.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Ana Milena Muñoz de Gaviria

Voto, participo y me expreso

Qué pereza esta politiquería

Educación y el maestro

Libro, literatura, internet, lectura

Respeto a la individualidad de ser