Por: Hernán González Rodríguez

Iván Duque y George Soros

Lía Fowler, exagente especial del FBI, publicó el pasado 13 de enero de 2017, en el diario digital Periodismo sin Fronteras, un artículo en el cual afirmó ella que: "George Soros, el multimillonario administrador de fondos de riesgo de Nueva York, ha emprendido un asalto de décadas a las instituciones del país con el fin de legitimar los grupos narcoterroristas, un objetivo que está muy cerca de lograr…"

"...El camino para este fin fue pavimentado y financiado por Soros, y logrado a través de un triple enfoque: el debilitamiento del Estado y sus instituciones, el bloqueo a los esfuerzos para la erradicación de los cultivos ilícitos y la promoción y despenalización de la droga”. ¿Objetivos temerarios acaso?

La exagente Fowler enfoca y documenta todo su artículo contra George Soros y las instituciones que él utiliza para tal fin, a saber: Open Society Foundation, la principal, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Oficina de Washington para América Latina, Brigadas Internacionales de Paz…Y en su afán de presentar afinidades con las ideas de Soros vincula con ellas al senador Iván Duque, así:

“Es preocupante que Iván Duque, que en 1998 tomó parte en la campaña de difamación contra el general Bedoya y que respalda las ideas de Soros, sea uno de los principales candidatos del Centro Democrático -CD- para las elecciones de 2018. No cabe duda de la relación de Duque con Soros y sus ideas. Según la biografía de este, fue, en algún momento, ganador de una beca del National Democratic Institute -NDI- una organización financiada por Soros”.

Iván Duque y Felipe Buitrago publicaron juntos un documento titulado la “economía naranja” o economía creativa, en el cual sostienen que el turismo, los festivales, los carnavales, la fotografía, la pintura, la T.V., el cine, la radio, la publicidad, el diseño, la joyería… le aportan más al PIB de un país que la minería o el café. Lía Fowler censura que Buitrago hubiera promovido esta economía en un seminario en Salzburgo patrocinado por Soros.

Y al final admite Lía que: “obviamente es posible que las opiniones del senador hayan cambiado. Le escribí a él y al jefe del CD, dando a Duque la oportunidad de aclarar el contexto de sus artículos de 1998 y 2010 y describir la naturaleza de la beca del NDI. También pedí una copia de su tesis de la Universidad, que explicó en una entrevista (35) con la Universidad Sergio Arboleda fue sobre el tema de los “derechos humanos”. Dado el momento en que podría haber escrito su tesis, sería interesante para el público saber si la información en que se basó provenía de organizaciones financiadas por Soros y si se hizo eco de su propaganda. Pero el senador nunca respondió. De hecho, el propio Duque no ha respondido directamente a ninguna de las críticas recientes sobre sus posiciones y posibles vínculos con Soros, aparte de quejarse de una “guerra sucia” que se libra contra él”.

Y vaya si ha cambiado Duque o si jamás apoyó o compartió los objetivos de Soros mencionados por Lía en mi primer párrafo. Porque en un reportaje del 17 de enero de Iván Duque a Fernando Londoño en el programa La Hora de la Verdad dijo Duque:

“Si me posesionara como presidente el 7 de agosto de 2018, presentaré un proyecto de acto legislativo que consagre que bajo ninguna circunstancia será el narcotráfico un delito admistiable en Colombia. No se puede permitir la conexión de este al delito político como medio para financiar la criminalidad, siendo como es el fin mismo de la criminalidad, porque las Farc han demostrado a lo largo de su trayectoria criminal que son un cartel de narcotráfico”.

Y continúa Duque: “El gobierno de Santos ha dejado el país nadando en un mar de coca; nosotros no vamos a renunciar a ninguno de los mecanismos para enfrentar el narcotráfico, empezando por mantener la aspersión aérea y por utilizarla cuantas veces sea necesario, además, corrigiendo algunas cosas graves como creer que la sustitución y la erradicación serán tareas voluntarias; ambas serán obligatorias”.

Así remató Duque: “Si las Farc no entregan la totalidad de las armas, o si se descubren arsenales ocultos, perderán los cabecillas de las Farc todos los beneficios, se constituirá un delito nuevo, y podrán ser extraditados, lo mismo sucederá si no entregan sus fortunas criminales”.

Grandes líderes e intelectuales, como Plinio Apuleyo Mendoza, Mario Vargas Llosa, Mickhail Gorbachev, mudaron sus opiniones de juventud. China misma abandonó el comunismo puro. Cambiar para mejorar es vivir.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán González Rodríguez

Esperaba algo más de los primeros 100 días

La Federación Rusa

Brasil y su presidente, Jair Bolsonaro

¿Crisis financiera en el horizonte?

La mentira del libre comercio