Por: Jorge Tovar

James, el mejor del Madrid

La prensa deportiva española es muy particular. Casi única en el mundo. Los diarios deportivos de Madrid, más que seguidores de la noticia, son forofos del Real Madrid. Al Atleti le quedan las sobras; al Rayo, Getafe o Leganés, las migajas. En Barcelona, más de los mismo. En el Madrid y el Barcelona juegan los mejores del mundo. Pero suspiran porque los mejores del mundo sean canteranos o nativos. Hace unos años Falcao goleaba en el Atleti. Pero la estrella era Adrián. ¿Quién? Pues eso. Hoy le sucede lo mismo a James. Primero Isco, ahora Asensio.

Cuando James llegó al Madrid en la temporada 2014/15, Isco ya llevaba una temporada con los blancos. Y no era titular. Pero a James lo fichó Florentino, y la prensa, que es madridista pero no florentinista, le guardó el detalle. No sin antes comentar, eso sí, en voz baja al principio, que el colombiano había sido fichado por cinco partidos. Los del Mundial. En el Mónaco, su temporada no había sido excepcional.

El rendimiento de James durante la primera temporada fue excepcional. El rating de jugadores de sitios como whoscored.com lo situó como el segundo mejor jugador del Madrid, por debajo de Cristiano y por encima de Bale, Benzema y Modric. Enfocándonos en su función de ataque, James no sólo fue el mejor la primera temporada. También la segunda, en la que jugó apenas 1.518 minutos, cuando un año antes había jugado 2.290.

La tabla muestra en las columnas a, b y c indicadores de desempeño ofensivo para los principales jugadores del Madrid durante la temporada 2014/15 y 2015/16. En la primera temporada de James en el Madrid, Cristiano anotó un gol cada 65 minutos. James destacó con un gol cada 176 minutos, cifra superior a Bale. James fue el mejor asistente al registrar una cada 176 minutos. Además, a pase suyo un compañero disparó al arco cada 29 minutos.

Considerando estas tres acciones, James generó peligro 4,13 veces en promedio por partido. Una cifra superior al mismísimo Ronaldo, lejos de sus coequiperos. Un año después, James generó 4,44 oportunidades de ataque por partido jugador.

La lesión de James en el segundo semestre de 2015 definió su segunda temporada en el Madrid. La prensa madridista le cobra que ésta haya sido con la selección. James rumbeará. Como los demás cracks. Pero a él se lo cobran. Benzema ha estado a un paso de la cárcel; no piden su salida. Futbolísticamente lo tiene todo para triunfar muchos años en el Madrid. Pero la presión única de ese equipo, aunada a la mala prensa, puede costarle sus mejores años como futbolista. Si algo hay entre Zidane y él, personal, que desconozcamos, James haría bien en irse a Inglaterra, a uno de los grandes que todavía buscan cracks. Es un desperdicio ver a semejante talento sentado en el banco. Así sea en el del Real Madrid.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Jorge Tovar

Modric, el triunfo de los “expertos”

Fútbol sudaca

Es crack. ¿Qué pasa con James?

Nuestro fútbol

¿Cómo marca goles el Deportes Tolima?