Por: Columnista invitado

Jóvenes que asistirán a la entrega del Nobel de Paz hablan sobre el caso de Yuliana

Juan David y Bienvenida, de 14 años, viajan esta semana a Noruega. Consideran que la justicia ha sido muy flexible en este tipo de crímenes.

Por: Juan David y Bienvenida*

Como jóvenes, nos duele demasiado saber que estamos expuestos a un sinfín de problemas los cuales nos impiden alcanzar nuestras metas. Un claro ejemplo es el de la niña, Yuliana Andrea Samboní, la cual fue asesinada brutalmente por una persona la cual no midió sus acciones y acabó quitándole la vida a esta pequeña la cual pudo haber sido abogada o doctora e inclusive astronauta pero no. Por culpa de la violencia que enfrenta nuestro país, ella perdió la oportunidad de alcanzar sus sueños.

Nosotros, al escuchar la noticia, sentimos mucho dolor en nuestro corazón e inmediatamente se nos llenó la mente de rabia. ¿Esto es algo que pasa normalmente en el día a día? Con lágrimas en nuestros ojos escuchamos cómo habían pasado los hechos y salió una incógnita la cual fue ¿cómo una persona pudo hacer esto con un angelito, un brillo de esperanza para el futuro?

Consideramos que la justicia ha sido muy flexible al respecto con este tema, ya que tenemos conocimiento de que se le acusa de cuatro delitos, los cuales si se logran demostrar la culpabilidad en todos, este asesino pagaría 40 años de cárcel lo cual es algo inaceptable, ya que tenemos que pensar, que estamos hablando de la vida de una pequeña, la cual tenía sueños, los cuales ya no podrá cumplir, por culpa de esta violencia por la cual los jóvenes colombianos nos toca enfrentar cada día. Nosotros, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, tenemos derecho a un buen trato y a tener una vida tranquila. Además, nos pone muy tristes pensar en el dolor que están sintiendo los padres de la Yuliana Andrea.” (Vea aquí en video a Juan David y a Bienvenida)

* Nota al editor: Juan David y Bienvenida reciben la ayuda de Save the Children Colombia a través de sus programas de protección, educación, salud, participación y educación. Estos dos niños de 14 años viajan esta semana a Noruega con funcionarios de la Fundación para acudir a la entrega del Premio Nobel de la Paz a Juan Manuel Santos. La organización está en 120 países del mundo, entre ellos Noruega, donde la oficina de Save the Children celebrará la entrega del premio al Presidente de Colombia,  en compañía de Juan David, Bienvenida y representantes de Save the Children Colombia.


 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

Las mediadoras de los derechos

Radicalismos y transiciones