Por: Oscar Guardiola-Rivera

Juegos de tiranos

¿Cómo se hacen los tiranos con el poder? Con el fin de evitar que los hombres se pongan de acuerdo, prohíben “la comunicación natural de los espíritus mediante la palabra”. Así resume Jean-Luc Hennig el primero de los medios con los cuales éstos aseguran su poder y se hacen amos de cuerpos y espíritus según La Boétie.

En el Brasil del interino Temer se prohíbe usar la frase “Fuera temer!” en los escenarios donde se celebran los Juegos Olímpicos. Por ello, a la imagen de la atleta argentina que tuvo el coraje de pintar en su mano dicha frase y mostrarla al mundo, se une aquella otra de la brasileña Rafaela Silva reclamando su voto por Dilma y Lula tras haber obtenido el oro para su país.

La corrupción es el segundo de dichos medios, dice La Boétie. Entiende por ello el distraer mediante espectáculos y fiestas idóneas para acobardar a los hombres y aturdirlos. El interino Temer ha querido usar los Juegos así, como un circo, el que denunciaron los poetas tropicalistas brasileños durante los sesenta. Que bueno que sean las mujeres quienes no se acobardan, cuyos corazones y cuerpos no se reblandecen. Estos son los juegos de las mujeres.

El tercero es la religión que enseña sumisión, credulidad y dedicación. Hoy la del dinero y su acumulación. A ese dios sirve el interino Temer y quienes votaron contra Dilma en el Congreso. Todos ellos corruptos.

“El esfuerzo para remover a la presidenta Rousseff no es un juicio legal, sino político… Para muchos brasileños y otros observadores el controversial proceso de imputación se asemeja más bien a un golpe de Estado”, dijo este lunes el senador estadounidense Bernie Sanders. He aquí el cuarto de dichos medios, la fuerza bruta, presente también en los estadios y las calles de Río y otras ciudades del Brasil del interino tirano Temer.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Oscar Guardiola-Rivera

Construir pueblo

Manos paralelas

Pasado repetido

La excepción y la regla

¿Por qué sufrimos?