Por: Nicolás Rodríguez

Mermelada transnacional

En el argumento uribista estándar, el premio Nobel de Paz que le fue entregado al presidente Santos fue comprado con mermelada.

El mismo tipo de comunidad que reconoció el trabajo del Comité Internacional de la Cruz Roja, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, de Martin Luther King (y del mismísimo dalái lama) estaría en el negocio de recibir dádivas petroleras a cambio de regalos simbólicos.

El clientelismo sobre el que tanto se ha escrito en Colombia tendría una nueva faceta: la mermelada se ha hecho transnacional.

Por supuesto, no es la primera vez que el premio Nobel de la Paz suscita alguna reacción. A Rigoberta Menchú y su papel en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas le salieron críticos interesados en demostrar que sus memorias estaban plagadas de inexactitudes. Más allá de la mala leche de los historiadores revisionistas, nadie pudo negar la valentía ni el sentido político de sus batallas.

Igual, ni siquiera la madre Teresa de Calcuta se salvó de los dardos que le clavó el desaparecido Hitchens, quien la consideró un ángel del infierno (y una persona que, efectivamente, abogó en vida abiertamente por el fin de los abortos y los contraceptivos).

Razones políticas e interpretaciones disonantes ha habido muchas en la historia de este tipo de premiaciones. Pretender, sin embargo, que Oslo y el Comité de Paz actúen como cualquier notaría de las que ayudaron a avalar la reelección de Álvaro Uribe es anular cualquier debate posible.

Sobre el Nobel de Paz, un periodista orgánico de los que defiende a Uribe con sus esfuerzos retóricos soltó esta perla: “no sólo es un premio inmerecido, sino una clara injerencia en asuntos internos de nuestro país”. Termina el 2016 y ese fue, más o menos, el nivel y la tendencia argumentativa de la oposición frente a la paz con las Farc.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Nicolás Rodríguez

Cultura cívica y urbanidad

“Presidente eterno”

El voto cómplice

¿Quién sería el canciller?

Alegre contaminación visual