Por: María Claudia García

Mujer conoce tu tipo de cuerpo y saca lo mejor de ti

¿Alguna vez te ha pasado que te levantas y sientes que nada de lo que hay en tu armario te queda bien? Creo que es un problema de género, a todas nos pasa, no te preocupes.

Lo que sí quiero es darte una guía para que reconozcas tu tipo de cuerpo y sepas de qué forma debes vestirte para que se vea más armónico y potencialices lo mejor que tienes.

Existen cinco tipos de cuerpos básicos: reloj de arena, triángulo, triángulo invertido, ovalado y rectangular. Revisa cuál es el tuyo y si te estás vistiendo de forma adecuada.

Silueta de reloj de arena: es ese tipo de cuerpo torneado, con cintura marcada y los hombros alineados con las caderas. Tienen la misma talla en pantalón y blusa. A este tipo de mujeres por lo general todo les queda bien. Lo importante es resaltar la parte del cuerpo con la que más se sientan seguras, ya sean las piernas o el busto. Les favorecen los vestidos entallados y siluetas ajustadas, las faldas lápiz, los pantalones rectos y escotes en V son siempre la mejor elección, pero deben evitar usar estampados en todo el cuerpo.

Silueta de triángulo: se caracterizan por tener caderas anchas y hombros estrechos. Este tipo de mujer debe tratar de generar volumen en la parte superior con camisas lucidoras y que llamen la atención, escote bandeja, ojal y profundos, tops blancos o en tonos claros que amplíen la figura en la parte superior tales como, blusas sin mangas o mangas con volumen. Le favorecen faldas y pantalones en tonos oscuros ya que, por lo general, tienen piernas y muslos grandes lo que también pueden aprovecharse como sex-appeal. Nunca usen faldas o vestidos en A.

Silueta triángulo invertido: estas mujeres tienen hombros amplios y caderas estrechas. La idea es generar una ilusión óptica que aumente las caderas y piernas; esto se logra utilizando tonos claros y siluetas sueltas en la parte inferior. Les funcionan las falsas largas y amplias, pantalones anchos o bota campana y estampados en materiales ligeros. Deben predominar los tonos oscuros en blusas y camisas, cuellos camiseros y escotes en V. Evita blusas campesinas o en forma bandeja y busca siempre estilos que marquen la cintura.

Silueta ovalada: son todas aquellas mujeres con formas redondeadas. Por lo general acumulan grasa en el abdomen. El objetivo es estilizar la figura aportándole esbeltez. Deben utilizar piezas ligeramente holgadas, los estampados deben ser discretos y poco llamativos en colores y diseños. Los tejidos de las prendas deben ser finos y con caída, nada de texturas gruesas y rígidas. El negro es un súper aliado para generar percepción de delgadez. Las camisas y chaquetas que mejor le favorecen son escotes en V o cuellos camiseros, nunca escotes redondos. Accesorios pequeños y collares largos. Evitar escote halter o amarrado al cuello y manga sisa. Es importante que usen la ropa de su talla, nunca más chica o más grande.

Silueta rectangular: son ese tipo de mujeres con una figura recta, con hombros alineados con las caderas, donde la cintura no está definida. Deben escoger piezas que marquen la cintura, vestidos ajustados al talle y que sean sueltos desde la cintura o campana. Les favorecen pantalones a la cintura y chaquetas o camisas cortas.

Para cerrar, les dejo el más importante de los tips: más allá de la forma de tu cuerpo o la ropa que usas, lo importante es sentirte bien contigo misma, salir a la calle orgullosa del cuerpo que tienes y valorarte como mujer.

¡Nos encontramos la próxima semana!

Puedes escribirme en instagram o twitter para darte tips y asesorarte: @mariaclaugarcia

Buscar columnista

Últimas Columnas de María Claudia García