Por: Manuel Drezner

Repin lanza el Festival de Cartagena

Con un recital en el teatro Colón, el violinista Vadim Repin, acompañado por Svetlana Smolina, hizo un concierto para lazar el próximo Festival de Música de Cartagena, que tendrá lugar en enero con el tema de “París y la música francesa de principios de 1900”.

Repin, desde luego, figura en la élite de instrumentistas de nuestros tiempos y su programa fue excelente, ya que no hizo concesiones mayores y tocó tres importantes sonatas, que juntas no se oyen casi nunca. Ellas fueron la de Claudio Debussy, él sí francés; la segunda del ruso Prokofiev, y la bellísima del belga César Franck. El complemento nuevamente trajo a otro francés, Ravel con su virtuosística Tzigane, pieza efectista que desde luego fue la que más aplausos arrancó del público, que estuvo igualmente entusiasmado en la mitad de la Sonata de Franck, cuando aplaudió a destiempo. Repin es sin duda un artista de categoría e hizo versiones de las piezas que interpretó de gran profundidad y con alarde de técnica. La pianista acompañante estuvo a la altura y contribuyó a que el recital fuera de gran categoría musical.

La ocasión, como se dijo, fue anunciar el próximo Festival de Música de Cartagena, que llega a su undécima versión y que comenzará el próximo seis de enero con programas variados que incluyen varios conciertos gratuitos, eventos didácticos por una colección de solistas que fundamentalmente interpretarán música francesa de la época mencionada, además de una importante orquesta. Lo que incluye los conciertos tiene mucho de interés, ya que no se trata de repertorio habitual. Además, se anuncia la presentación escénica de Las bodas de Fígaro de Mozart, en alianza con el Festival de los dos mundos de Spoleto, que fundara el compositor Gran Carlo Menotti y que es de los eventos culturales más importantes del mundo de la música. En la ópera, además de los solistas italianos que la estrenaron en Spoleto, figurarán varios colombianos, que fueron ganadores de una competencia entre artistas nuestros. La conexión con el tema francés del Festival está en que la obra de teatro original que inspiró a Mozart es de Beaumarchais. Este será un momento del mayor interés, no solo por la obra escogida, sino porque dará oportunidad a una serie de cantantes colombianos de foguearse al lado de solistas internacionales.

De resto la programación es ecléctica, ya que va desde Debussy y Ravel, los grandes de la música francesa de principios del siglo pasado, al siempre interesante Satie, pasando por Carlos Gardel y Piazzolla. En los diez días del festival, los cartageneros tendrán mucho para gozar.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Manuel Drezner

Los Pequeños Ángeles coreanos

¿Se acaba la música clásica?

Otra versión de Woyzeck

El Teatro Escocés de Danza

La muerte de Zeffirelli