Por: Carolina Botero Cabrera

Sí a la paz

“El gobierno de Colombia y las FARC hemos llegado a un acuerdo final, integral y definitivo para poner fin al conflicto y construir una paz estable y duradera”.

Nací en el conflicto. He visto y leído sobre cómo durante estas más de cinco décadas el dolor se mide en cifras astronómicas de 80 mil muertos y 7 millones de víctimas, como detrás de ellas hay historias desgarradoras sin color, ni ideología, al final es solo eso, guerra. Me dan esperanza estas palabras y eso contrasta con mi yo racional que sabe que todavía falta ganar esa paz. Entre esperanza y realidad veo símbolos y avances de la paz, mientras identifico también retos. Comparto un par.

La foto del acuerdo final prueba que quienes piensan diferente pueden negociar, ceder, aprender y acordar. También muestra el reto de hacerlo reconociendo nuestra diversidad. Entre las 18 personas de la foto de este miércoles en La Habana solo hay una mujer. Con un par de excepciones es un grupo de hombres blancos maduros. Sabemos que esto se construyó entre muchas otras personas, pero no soy la primera en decir que faltó diversidad. El reto: apostar por construir la paz, las políticas públicas, la democracia entre todos pues sigue siendo “un tema pendiente”.

En un reciente evento, el gobierno presentó la nueva política nacional de seguridad digital desde la óptica del posconflicto. Pudo hacerlo porque superó la visión militarista inicial de ciberseguridad por una que tiene como eje el desarrollo económico y como principio el respeto a los derechos humanos. No es perfecta, e incluye varios retos para el postconflicto. Uno quedó claro cuando de la audiencia preguntaron por la ausencia del tema de la seguridad digital de las víctimas del conflicto, la respuesta fue: “es un tema pendiente”.

Sí, hay muchos temas pendientes para el país y para cada uno de nosotros, pues debemos pensar cómo aportamos desde nuestros propios lugares. Me siento como cuando vi caer el muro de Berlín. Hay momentos para verlos con calma y disfrutarlos reflexivamente.

Ñapa. El sábado en San José de Costa Rica y en Bogotá estaremos añadiendo a Wikipedia artículos de mujeres y proyectos locales que hacen aportes a la paz, ¡únete!

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera

Celulares y aulas, ¿prohibir para prevenir?

Recuperando un museo

¡No me obliguen a usar apps!

Tecnología en elecciones, un juego infantil