Por: Cartas de los lectores

Sobre el fiscal, Siria y un editorial

Tres cartas de los lectores.

Las prioridades del fiscal

Sobre el ser y el deber ser, la distancia entre los dos es todavía muy grande. Mientras no se acabe la guerra financiada con el paramilitarismo de la coca y de la corrupción oficial, va a ser muy difícil encontrar temas prioritarios que se salgan del discurso de las buenas intenciones; mientras no haya una profunda reforma estructural de la justicia, no hay fiscal general de la Nación que valga. Los ejemplos abundan y sería llover sobre mojado repetirlos. La Fiscalía no es más que una de las tantas instituciones que hay que reformar entre todas las transformaciones económicas, políticas, sociales y culturales que necesita este país. Lo demás es hablar por hablar. Mientras el poder político esté en manos del capital financiero, mientras las instituciones sean las correas de transmisión de la dictadura neoliberal, es muy poco lo que se puede esperar de un representante del gran capital en la dirección de la Fiscalía General de la Nación.

Sobre Siria

Cuando en la Segunda Guerra Mundial Hitler y sus colaboradores inmediatos ejecutaron el peor genocidio de la historia de la humanidad, nadie vio nada, nadie se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. Hoy ningún gobernante, ni la ONU, ni ninguno de nosotros habitantes de este planeta, podemos decir que no nos hemos dado cuenta del genocidio y el sufrimiento del pueblo sirio.

Sobre un editorial

El editorial “Procesos radiales” (El Espectador, 31/07/16) deja espacio para que nos preguntemos si los medios, entre ellos El Espectador, están informando correctamente a la opinión. Es evidente que, como respuesta a las declaraciones del fiscal, el diario opta por una recriminación al funcionario sin detenerse a analizar la gravedad de lo que éste ha dicho.

¿Qué le molesta al EE? ¿Que el fiscal haya dado una explicación del estado de las investigaciones mencionadas, sobre lo cual además fue preguntado, o que ese resumen no favorezca lo que piensan en el diario? ¿Por qué no puede estar pasando lo que dijo el fiscal y sólo lo que EE pareciera querer que suceda? Los medios en general ya condenaron penalmente a los involucrados en estos dos casos, sin que la justicia se haya pronunciado. ¿Será que debería ser diferente?

Cabe una invitación a El Espectador, a sus columnistas y a sus directores a analizar objetiva y serenamente estos casos respecto de la posibilidad de que las cosas sean diferentes de lo que todos los medios han presentado hasta ahora como la única verdad.

Envíe sus cartas a [email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores