Por: Cartas de los lectores

Sobre la creatividad y el proceso de paz

Un comentario sobre el discurso del presidente Santos en el evento de Colombia 2020.

Seguí con especial atención el interesante evento que organizó El Espectador con su proyecto Colombia 2020 el miércoles pasado, gracias a la transmisión que hicieron por la página de internet. Fueron muy interesantes y pertinentes los debates y los discursos, pero me llamó la atención, en especial, que en el discurso de apertura del presidente Santos él dijera —no lo puedo citar textualmente porque no estaba tomando notas, pero sé lo que dijo porque lo escuché— que el proceso de negociación con las Farc era considerado por el mundo como de lo más novedoso y creativo, como un proceso que dejaba cosas que ninguno otro anterior había logrado. Y dentro de sus ejemplos que mencionó dijo que por primera vez un grupo ilegal iba a aceptar ser juzgado por la propia justicia que había ayudado a construir.

Una luz se encendió de inmediato cerca de mi cabeza. Recordé cuando hace años El Espectador fue de las muy pocas voces que fueron críticas de la entrega del Estado a Pablo Escobar, aunque lo que nos presentaban era lo contrario, dizque la entrega de Escobar a la justicia. Luego vendría La Catedral y todos supimos lo que pasó. Ese, le diría al señor presidente, fue el primer caso de un peligroso delincuente que se entregó a la justicia que él mismo diseñó, incluida su propia cárcel. Su gran asesor en esto del plebiscito, César Gaviria, a la sazón presidente de la República y gestor de esa entrega, le podría refrescar la memoria sobre su creatividad de entonces.

Y mientras todo eso pensaba, me preguntaba también: ¿Estamos repitiendo la historia? Y escuchando además el fervor y esperanza con la paz que expresó el director del periódico en sus palabras inaugurales, me pregunté también si esa advertencia solitaria de El Espectador en aquel momento no debería ser la que estuviera haciendo a lectores en lo que vivimos hoy. Solo preguntas, solo preguntas, de esas que eventos como este, cuya importancia no desconozco y más bien les aplaudo, dejan en el aire para incomodidad de sus organizadores.

Federico Cárdenas. Manizales.

Envíe sus cartas a [email protected]

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Sobre el fraude escolar y el hurto

La dignidad y la fuerza es decidiendo