Por: Tola y Maruja

Tola y Maruja deciden la obra para presentar en el Colón

Coloquialas comadres,

Soy un actor dramático y me pareció una maravilla que se firmara el nuevo acuerdo de paz en el teatro Colón, escenario al dedillo para una farsa entre actores del conflicto. Ustedes, que no se pierden movida de catre ¿qué cuentan del evento? ¿Es cierto que afuera del teatro hubo revendedores de ilusiones? ¿Es verdad que la guerrilla quería un intermedio para conocer Monserrate? ¿A Timochenko le dio pánico escénico?

Atentamente,

Garrik Tangarife

Querido Tanga,

Por su letra vemos que ganaba las materias a punta de teatro. El dotor Beto de la Calle nos desenterró pa que le ayudáramos a organizar la ceremonia de la firmada definitiva del acuerdo de paz con las Far.

¿Definitiva? —le dijo Tola—... escupa y no se ría. Oiga don Beto ¿usté por qué nos dijo que el acuerdo anterior era el mejor posible y ahora resulta que fue posible uno mejor?, le pregunté yo. ¿O sea que todavía es posible uno más mejor? —No señora, contestó don Beto, mejor se daña...

Pues en el teatro Colón lo sabroso es representar la firmada con una comedia o un drama, propuse yo. Podría ser una comedia de equivocaciones, ya que los promotores del Sí tuvieron hartas, sugirió Tola.

Entonces pensamos en montar Alicia en el país de las maravillas, pero don Beto dijo que no le parecía adecuada porque sale un conejo y de ahí se pegaría el uribismo.

Algo de Chéspier quedaría al pelo porque hay intrigas y traición, opinó Tola... Y Titina de Santos se vería divina en el papel de Leidy Mácbel, aparte que volvería a usar las masifaldas que se puso cuando la Reina.

¿Y qué tal Roy Barreras haciendo de Hámle, preguntándole al calavera de Benedeti: ¿Ser o no ser santista, that is the vaina? Otelo también funcionaria: ¿no fueron acaso los celos de Uribe los que hicieron fracasar el Sí a punta chismes estilo Yago?

Pero tal vez la tragedia chespiriana que más se acomoda sería Romeo y Romeo: la historia de Romeo Santos que se traga de Romeo Tirochenko y quieren vivir arrejuntaos y en paz, pero algunos familiares se oponen.

El más berraco con ese concubinato es el tío Alvaricoque, que aborrece a Romeo Tirochenko porque le mató el papá y quiere venganza, ese plato frío que sirven en todas las tragedias.

Pero el más berraco de todos los berracos es el tío Ordóñeze, escandalizao porque dos machos se quieren amancebar en paz. A la final se descubre que Ordóñeze no es tío de ninguno, que no representa a nadie, que se metió de metido...

Romeo y Romeo están desesperaos y piensan en la muerte. ¿Cómo suicidarse? ¿Comer arroz con pollo? Lo descartan: es efetivo pero no es romántico. ¿Atún con mercurio? No, es efetivo pero se le demora. ¿Defender los derechos humanos en Colombia?

-Estamos muy trágicas, se quejó Tola, pensemos en una comedia. Podría ser Sueño de una noche de verano, manque estemos en invierno. Me suena porque sería una comedia muy charra: un duende travieso le echa a Alvaricoque un jugo mágico que lo hace enamorar de lo primero que pase... Y pasa Romeo Tirochenko.

Como ves, querido Tanga, este acuerdo de paz “nuevón” puede que sea una comedia, pero al menos evitará que siga la tragedia.

Tus tías que te quieren,

Tola y Maruja

Posdata: Viendo a los comandantes guerrilleros nos preocupa que la paz engorde.

Payola: En los colegios ya no enseñan historia patria, traiga a sus hijos a que la conozcan riéndose con Tola y Maruja patriotas. Tiatro Fanny Mikey. TuBoleta o en la taquilla.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Tola y Maruja acompañaron a Duque a Palacio