Por: Tola y Maruja

Tola y Maruja predicen qué va a pasar si pierde el plebiscito por la paz

Reputadas pitonisas,

Soy un convencido de que la única manera de terminar el eterno conflicto guerrillero en Colombia es votando SÍ en el plebiscito, pero tengo culillo que perdamos. Ustedes, que son unas videntes de aquí a Shangai, ¿qué pueden vaticinar? ¿Los colombianos le daremos la espalda a esta oportunidad histórica? ¿Es verdad que en el plebiscito no habrá lechona ni nada?

Atentamente,

José Celestino Mutis por el foro.

Querido Chepe,

Por su letra vemos que está nervioso. El NO tiene mucha fuerza porque la inquina acumulada que le tenemos los colombianos a los bandoleros de las Far es un vinagre que no nos deja engordar. Pero ojo: el odio es un reflujo que se nos devuelve y nos envenena.

Atendiendo su amable solicitú, Tola y yo desempolvamos nuestra bola de cristal, que tiene sus años y se demora pa calentar porque es de tubos, como los radios de antes, pero una vez que prende no se le cae la señal y coge hasta pispirispis.

Así viejita y todo, esta bola nos ha servido pa predecir las películas de Harry Poter, el alza de la gasolina, los tatuajes de varios furbolistas, el nombramiento de Néstor Humberto...

Lo que vimos del futuro no es bueno pa usté: gana el NO sobrao, y Santos queda tan debilitao que los militares uribistas le dan golpe y suben de presidente adivine a quién.

Lo primero que hace Uribe es ordenarle a su ministro de Defensa, general Plazas Vega, que bombardee el salón de las negociaciones en La Habana, lo que desata una crisis diplomática que empeora cuando la canciller María Fernanda Cabal tuitea un trino diciendo que lástima que no estuvieran ahí Fidel y Gabo.

El nuevo embajador en Estados Unidos, Andrés Felipe Arias (Uribe lo nombra con la disculpa de que ya está allá y nos ahorramos el pasaje), le pide al presidente Donal Tron la silla elétrica pa Simón Trinidá.

El recién nombrado fiscal general, Jorge Pretel, espide orden de captura contra Piedá Córdoba, que también es inhabilitada de por vida por el procurador Fernando Londoño Hoyos.

Los guerrilleros que estaban en La Habana, y que salieron ilesos del bombardeo porque andaban en el cabaré Tropicana, regresan al país y se prende la violencia, pero afortunadamente los promotores del NO mandan sus hijos a la guerra, pagando de su propio bolsillo la dotación, inclusive la bolsa negra.

Gracias a las mayorías que el presidente Uribe tiene en el Congreso (son los mismos de la Unidá Nacional, que ahora se llama Unidá Dinámica) modifica la Costitución pa que la guerra quede de obligatorio cumplimiento.

Debido a la renuncia de doña Lina, asume Paloma Valencia como primera dama, dona su cabellera pa los soldados mutilaos y organiza con ellos jornadas de recreación donde se juega “Póngale la pata al mocho”.

El vicepresidente Alejandro Ordóñez recorre las casas gratis que dio Vargas Lleras y desaloja a las familias que no tengan en la sala el Corazón de Jesús.

Tus tías que te quieren,

Tola y Maruja

Posdata: ¿Pastrana por qué diría que Santos es el Donal Tron colombiano si Tutina jamás ha salido en SoHo?

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Tola y Maruja

Tola y Maruja están de regreso

Carta al presidente Santos