Por: Mario Morales

Oposición: ¿miedo o desquite?

Como si no fuera suficiente con los alaridos de los espíritus errantes de pastranas, uribes y samperes, crecen las incorporaciones a la legión de zombis que quieren regresar del “más allá” político para tratar de expiar sus culpas por lo que hicieron y dejaron de hacer.

Como el exalcalde Jaime Castro, de quien no se extraña que esté detrás de la revocatoria de Petro, como lo documenta La Silla Vacía. Su alma parece seguir en pena desde hace dos décadas, cuando vivió el mismo calvario de Petro: impopularidad, críticas porque su gobierno no arrancó, huecos, problemas de movilidad y hasta llamados a su revocatoria, encabezados (dice LSV) por Petro como congresista. La revista Semana del 17 de enero de 1994 hablaba de catástrofe general y recogió de él la fama de haber sido el peor burgomaestre en mucho tiempo.

Cabe entonces preguntarse por la autoridad moral de quien la emprende contra este alcalde como si estuviera exorcizando sus recuerdos. Una cosa es el sentir ciudadano, pero ¿no sería mejor si quien arroja las toneladas de piedra está por lo menos libre de esos mismos pecados? ¿O seguimos en la campaña de la viga en el ojo ajeno? ¿O es sólo desquite?

Pero no es el único. También ha vuelto con aire fantasmal el exvice Francisco Santos y lo ha hecho a su manera: asustando. Ha aplicado algunos electrochoques visuales a los ciudadanos que han visto sus pancartas con dos de los muchos “cocos” que tiene la memoria nacional en el pasado reciente y en el presente. Le faltaron otros, claro, pero su idea es echarles sal a los dolorosos recuerdos de la Fuerza Pública, tal y como lo hace su ex(?)jefe a través de trinos que han escandalizado hasta a los más indiferentes en estas épocas de temores y terrores.

Bien como zombis políticos o viudos del poder, “los que fueron” se reproducen hoy para tratar de hacer con sabotaje lo que no pudieron como gobernantes. Más grave que lo hagan en nombre de la libertad de expresión... Sí, pero expresión de polarización y miedo.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Mario Morales

Constructores de ruinas

El buen colombiano

De parte y parte

Han ido demasiado lejos

Miedo a lo diferente