Por: Luis Fernando Montoya

Orgullo patrio

"Todo extremo es vicioso: La virtud está en medio de los extremos": Aristóteles.

Hoy los colombianos nos sentimos muy orgullosos de ver triunfar a tres compatriotas en la Liga de Europa, saliendo campeones con el equipo Porto, de Portugal, y hondeando la bandera colombiana sobre sus hombros. Me refiero a Radamel Falcao García, Freddy Guarín y James Rodríguez, quienes también ganaron el torneo luso y la Copa de Portugal.

Considero varios factores para que estos futbolistas colombianos pudieran triunfar:

1. Fortaleza mental:  hay que trabajar la mentalidad triunfadora con pensamientos positivos y rodeándose de gente buena, sana y ganadora.

2. Disciplina:  el cuidado personal y profesional es clave para salir adelante.

3. Entrenarse bien:  para todo deportista es fundamental entrenar–descansar bien–entrenar.

4. Espíritu de superación:  se mostraron a sí mismos lo que eran capaces de lograr con deseos de salir adelante, entrega y dedicación.

5. Riqueza futbolística:  poco a poco con su experiencia en el fútbol del exterior vienen logrando una buena madurez futbolística.

6. Adaptación:  han superado la adversidad de las costumbres, del idioma, de los hábitos, de lo que significa vivir fuera de su país de origen.

Radamel Falcao García: salir goleador en la Liga de Europa muestra todo su potencial como delantero– goleador, guapo para jugar, se mueve muy bien en el área del contrario;  su fortaleza: el buen cabeceo.  Como ser humano: su educación, disciplina, sin escándalos, es un excelente ejemplo para nuestros niños y jóvenes del país.

Freddy Guarín: para resaltar su espíritu de superación, futbolísticamente pasa por un excelente momento, con su talla, potencia, pegada fuerte de media distancia y su cuota de gol contribuyó a que el Porto saliera campeón.

James Rodríguez:  el más joven de los tres, pero con su riqueza técnica, el buen manejo del balón y la personalidad para jugar hizo que su equipo comprara en totalidad sus derechos deportivos.  La selección Sub 20 lo necesita para el Mundial, para que contribuya con toda su experiencia futbolística a hacer un buen torneo.

Para los tres triunfadores queda  decirles que nos sentimos muy orgullosos de ellos: felicitaciones.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Inestabilidad técnica

Bienvenido el fútbol colombiano

Francia, finalista

Balance

Fortaleza, Colombia