Por: Doña Gula

Ortografía Culinaria

Nada más espantoso que un error de ortografía en una carta de restaurante y más aún si el lugar en cuestión se precia de ser un sitio de categoría. Desafortunadamente en nuestro medio el asunto es bastante frecuente, sobre todo con la ortografía de platos de origen extranjero.

Recuerdo un amigo que hace muchos años montó un restaurante italiano en esta ciudad, y habiendo previsto hasta el más mínimo detalle, en lo referente a la carta, aunque pretendió tener todas las previsiones, parece ser que, sus amigos italianos residentes en esta ciudad, poco o nada sabían de su ortografía vernácula, pues según mi amigo, los textos de la carta pasaron por los ojos de tres correctores itálicos, quienes orondamente dejaron deslizar 16 errores de elemental factura y cuando mi amigo les reclamó por su nefasta asesoría, la respuesta de los tres fue bastante parecida: lo importante en la cocina italiana no son los puntos de la ortografía, es el punto de la pasta.

El tema da para varias crónicas, pero en esta oportunidad me voy a concentrar en una preparación culinaria, la cual tiene tantas escrituras como cebollas su receta. Se trata de un plato de comprobado origen peruano, cuyo producto principal es pescado, preferiblemente corvina; pero también acepta camarón o cualquier pariente cercano. Estoy haciendo alusión al afamado y siempre bien ponderado… seviche, que no cebiche, ni tampoco ceviche, ni mucho menos sebiche. Vamos por partes: en cualquier diccionario raso o de escolar, aparece cebiche; en el diccionario Larousse, aparece cebiche; en el diccionario de gastronomía de Carlos Delgado, aparece cebiche; en el diccionario de americanismos de Marcos Augusto Morínigo, aparece seviche; en el diccionario general de americanismos de Francisco J. Santamaría, aparece seviche, y para el Viejo Juancho, el más reconocido hacedor callejero de estas preparaciones, en la ciudad de Santa Marta (Avenida 1ª con la 22; con 32 años de experiencia), la ortografía correcta es cebiche y sus razones etimológicas no tiene discusión: “El cebiche se prepara con cebolla y cebolla se escribe con C y con B, ¿entonces qué carajo van hacer la S y La V en el cebiche?”. El argumento de el Viejo Juancho no tiene discusión; sin embargo, yo cumplo con informar a mis lectores que la forma correcta de escribir cebiche es seviche… Ustedes toman su decisión.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Doña Gula

Un concurso fuera de concurso

Confesiones de un chef

Su Majestad el chicharrón

El enigmático sabor del agua

Nuestro desacreditado vaso de leche