Otra vez el Ejército

Noticias destacadas de Opinión

La violación grupal de una niña del resguardo indígena emberá katío por parte de jóvenes soldados es en sí misma suficiente para que algo cambie definitivamente en el Ejército Nacional.

No bastará con que el autodenominado futuro mejor fiscal de la historia arme un espectáculo en torno a la judicialización de los supuestos responsables.

Tampoco será suficiente con que se hable con mayor insistencia sobre raza y la discriminación de grupos indígenas que, como en este caso, llevó a que la vida de una niña fuese violentada con tal grado de brutalidad.

Ni siquiera habrá avances definitivos si se resuelve el tema urgente de género, evidente en una violación colectiva efectuada por hombres. O si continúan y se intensifican las necesarias campañas en defensa de niños y niñas.

La Comisión de la Verdad emitió un corto comunicado, que es de celebrar, en el que, entre otras ideas, expresan que lo ocurrido “nos llama a reconocer la verdad del machismo y el racismo que somos como sociedad”. No podrían estar más en lo cierto.

Racistas y machistas. Otros agregarán sus categorías de preferencia, quizás hasta llegar a la idea de inexcusables psicópatas. Además de asesinos, como quiera que la niña quedó tirada en el piso antes de regresar a su casa, ya cuando sus familiares la buscaban afanosamente.

Cualquiera que sea el énfasis, de lo que también se trata acá es de un problema enorme y, ya en este punto, estructural de doctrina y ausencia total de derechos humanos. Lo sucedido no es el actuar de unos desviados y por el contrario se suma a todas las otras acciones despiadadas que han protagonizado integrantes del Ejército.

Estamos todavía estancados en la etapa de los cursos y las capacitaciones en derechos humanos. Poco o nada cambiará en las relaciones de los militares con los civiles si los derechos humanos siguen siendo una asignatura cualquiera.

Los que tienen las armas para proteger las seguirán usando para abusar.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.