Horizontes

Pacto por Colombia, el nuevo derrotero

Noticias destacadas de Opinión

Iván Duque se posesionó como el nuevo presidente de los colombianos. Llegan así una nueva generación y una nueva forma de gobernar, de ver nuestro país, sus problemas y sus soluciones. Y ante una sociedad dividida, Duque ha llamado a la unidad y a gobernar sin odios ni revancha. Sus buenas intenciones ojalá sean posibles ante una posición agresiva y revanchista de su partido, tal como se vio en el discurso del presidente del Congreso y del aviso en el periódico. Esperamos que su partido lo deje gobernar.

En un tono moderado, enmarcó su proyecto en un pacto por Colombia, por la legalidad, el emprendimiento, la justicia social, la equidad, la sostenibilidad ambiental, la ciencia y la tecnología. Un acuerdo por el futuro del país en el que quiere mantener, corregir y construir.

En lo de mantener y revisar los programas es relevante su posición conciliadora en el tema de la paz, diciendo: “La paz es todo, al igual que la legalidad, la seguridad y la justicia”. Enfatizó en la necesidad de políticas de Estado por encima de los gobiernos y anunció la revisión al Acuerdo de Paz en el tratamiento de las víctimas civiles y militares, en la JEP y en la protección de la base guerrillera desmovilizada y los líderes sociales, e igualmente abrió un camino con la revisión de las negociaciones en curso con el Eln.

En lo de corregir y construir, planteó nuevas reformas basadas en la legalidad y la justicia para alcanzar la equidad. Reforma a la justicia que la haga creíble y efectiva, lucha contra la corrupción, tres períodos para cuerpos colegiados. Manifestó: “Vamos a implantar la extinción de dominio exprés para quitarles a los corruptos sus posesiones”.

En lo económico, un sistema tributario nuevo que promueva la inversión, el emprendimiento, la competitividad, la productividad y la generación de empleo, con un control severo al gasto público. Para eso, la educación, la ciencia y la tecnología serán pilares esenciales. Igualmente, serán la innovación, las industrias creativas y la economía naranja las que fomentarán la reactivación económica.

También habló de reformas sociales para cerrar las brechas en salud, buscando eficiencia en el sistema en la atención, saneando los hospitales, fortaleciendo la prevención, controlando medicamentos. Una reforma al sistema pensional. Reformas en la educación; la educación superior y universitaria son fundamentales. Enfatizó en los pilares de la cultura y el deporte como sectores incluyentes de nuestra gente. Protección de la biodiversidad y el medio ambiente como patrimonio de todos los colombianos. Un gobierno para todos los colombianos y todas las regiones del país, reduciendo diferencias.

Duque tiene buenas intenciones, y por el bien de todos deseamos que lo pueda hacer con el apoyo de todos los colombianos, pero gran parte de su éxito estará en que su partido lo apoye y permita una coalición en el gobierno sin odios ni revanchismo, pues ellos también deben ser parte de ese pacto por Colombia. No hay amigos ni enemigos de la paz; todos queremos la paz, dijo. Que la agenda común sean el desarrollo, la legalidad y la justicia social.

Comparte en redes: