Por: Cartas de los lectores

Palabras del papa a políticos

El papa Francisco tiene el don de la palabra exacta para cada ocasión, para cada situación crítica, para cada sector de la población. En una de sus alocuciones dirigida a los católicos del mundo se centró en los políticos, específicamente en los candidatos a ocupar cargos de responsabilidad pública… Y allí caben todos: desde el presidente Trump, que busca, como cualquier Ubérrimo en nuestro medio, su reelección presidencial convenga o no, hasta quienes quieren acceder a Alcaldías y Gobernaciones a lo largo y ancho de nuestra querida Colombia.

Dice el pontífice que “cualquier persona que tenga demasiado apego por las cosas materiales, por el espejo, a quien le gusta el dinero, los banquetes exuberantes, las mansiones lujosas, los trajes refinados, los autos de lujo… le aconsejaría que se fije qué está pasando en su corazón… y rece para que Dios lo libere de esas ataduras. El que tenga afición por todas esas cosas… por favor, que no se meta en política, que no se meta en una organización social o movimiento popular, porque va hacer mucho daño a sí mismo y al prójimo y va a manchar la noble causa que enarbola. Que tampoco se meta en el seminario. Frente a la tentación de la corrupción, no hay mejor antídoto que la austeridad. Y practicar la austeridad es, además, predicar con el ejemplo. Les pido que no subestimen el valor del ejemplo, porque tienen más fuerza que mil palabras, que mil volantes, que mil likes, que mil retuits, que mil videos de YouTube. El ejemplo de una vida austera al servicio del prójimo es la mejor forma de promover el bien común”.

Si quienes ahora son candidatos leyeran estas sabias palabras y tuvieran plena conciencia del deber que se asume automáticamente, cuando se someten a un cargo de elección popular, lo pensarían no una o dos veces, sino mil veces, pues están en juego la vida y el futuro de gente que aún tiene esperanza de que se nos gobierne de manera más auténtica. Nos han acostumbrado a ver en cargos, desde los más modestos hasta los más significativos, a personas no de dudosa sino de reconocida y verificada reputación cuestionada por jueces de la República. Ya en el Congreso colombiano se vio la calidad de la gente elegida que defendió con uñas y dientes su conveniencia para continuar con la misma trayectoria de los delincuentes de cuello y corbata.

Pero parecería que a los políticos locales, regionales o nacionales les importa un soberano comino la transparencia en el ejercicio de los cargos que buscan con tanta ansiedad, con tanta ambición, con tanta plata invertida en campañas, pues cuentan con la seguridad de recuperar más del ciento por ciento. ¿Se imaginan a un José Félix Lafaurie o a su cónyuge enarbolando la causa de la restitución de tierras para los desplazados? Ni de chiste. No se metan en política.

Ana María Córdoba Barahona. Pasto.

Envíe sus cartas a [email protected].

869080

2019-07-04T00:00:10-05:00

column

2019-07-04T00:15:01-05:00

[email protected]

none

Palabras del papa a políticos

30

3069

3099

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cartas de los lectores

De tanto incumplimiento…

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores

Dos cartas de los lectores