Por: Columnista invitado

Panorama de las materias primas

El cierre del primer trimestre hace evidentes las expectativas que preveían los agentes desde finales del año anterior, y era que las dificultades tanto económicas como sociales continuarían en la zona euro. Asimismo, aunque se comentaba desde entonces sobre un rescate para Chipre, no se estimaba que las expectativas de una corrida de liquidez pudieran sembrar tanta incertidumbre como la generó la caída helénica comenzando 2010.

Esta semana, el anuncio de la Fed de mantener su programa de liquidez en vista de que algunos indicadores económicos exhiben una recuperación del sector vivienda y un retroceso del desempleo, es un factor que podría seguir depreciando el dólar, mientras que continuarían los flujos de efectivo hacia los mercados de renta variable, en contraste con los de renta fija y las materias primas.

La visión de los agentes sobre el panorama económico internacional no ha sido un factor relevante para un aumento en flujos de inversión hacia materias primas. De hecho, los ETF resultan un buen termómetro mostrando un retroceso del 0,08% en los flujos totales hasta acumular inversiones por US$164 mil millones, con retrocesos en todos los sectores, exceptuando el energético, con incrementos del 0,88% entre el 8 y el 15 de marzo, liderado por el Gas Natural.

Los precios de los metales preciosos e industriales podrían seguir buscando pisos; mientras que la caída de inventarios de destilados en EE.UU y gas seguirá avanzando, hasta que se cierre la brecha. En este contexto, mientras no se establezca un programa de rescate a Chipre, los agentes no se arriesgarán con inversiones especulativas (materias primas), prefiriendo posiciones conservadoras y líquidas.

*Juan Camilo Santana / Catedrático universitario.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado

Cómo salvar a Venezuela

Matar a la madre

Elogio al tendero

Los indeseables de Europa