Se presentan más de 40 grupos y unos 300 artistas en cuatro escenarios

hace 5 horas
Por: Daniel Mera Villamizar

“Paquetazo de Duque” como mentira de desestabilización el 21-N

El paro nacional convocado pone a prueba la lealtad a la democracia y al sistema de la oposición institucionalista al Gobierno.

El “paquetazo de Duque” no existe. Los mismos organizadores del paro nacional dicen que el Gobierno lo “prepara” (“serie de proyectos, medidas y políticas que afectarán directamente a los trabajadores, ciudadanos, jóvenes y pensionados del país”).

Entonces, ¿por qué una “huelga nacional” por iniciativas que no se han presentado y que, en algunos casos, el presidente ha descartado, como el menor salario para los jóvenes, que fue idea de un tercero? 

O peor: iniciativas cuyo propósito anunciado desvirtúa la acusación del “paquetazo”, como “la reforma pensional, dirigida a la eliminación de la pensión como derecho de todos los trabajadores”. El ministro de Hacienda ha dicho claramente: “Toda persona en edad de jubilación tendrá una mesada”, pero no les importa.

La mentira flagrante se ha instalado en la política antisistema y con el desplazamiento de los medios tradicionales por las redes sociales, está determinando el comportamiento político de amplios sectores de la sociedad.

En términos éticos, se trata de un “todo vale” contra el gobierno del “sistema”. El lugar que antes ocupaba la violencia ahora lo tiene la mentira: puede cuestionar los principios y valores, pero se justifica por un fin superior.

La ideología y la paranoia alimentan esta conducta. “El sistema es criminal y cualquier acusación que se le haga terminará por ser cierta”, creen. De este modo se fractura el diálogo civilizado en democracia.

Esto supone un doble desafío: i) la defensa del sistema cuestionado, y ii) la defensa de la verdad. A la oposición de izquierda naturalmente no se le puede pedir defensa de la democracia y la economía liberales, pero sí a la oposición cuyo problema es político con el gobierno, no ideológico con el sistema.

La mejor defensa del sistema es su reforma (política, social, económica, institucional, cultural). Sin embargo, estamos viendo partidos que coquetean con la estrategia de desestabilización que recorre la región, cuando su sentido de supervivencia histórica debería estar del lado de las reformas.

El expresidente Gaviria incluso ha adoptado un lenguaje que pasa por alto el meollo: habla de “un gobierno de amplio espectro que sea capaz de interpretar a los sectores contestatarios de la sociedad colombiana”, como si no supiera lo que representa satisfacer las demandas de esos sectores, al menos para la sostenibilidad fiscal, por no hablar del “modelo” populista o socialista.

Por política, Gaviria le echa combustible al paro nacional: “en el gobierno del presidente Duque, todos esos sectores contestatarios e inconformes se sienten ofendidos, maltratados, rechazados por el gobierno”. ¿Cuáles? Los maestros no tienen motivos. Los estudiantes, tampoco. ¿Los indígenas? Sería bueno que nos dijera si un gobierno del Partido Liberal accedería a todas las demandas indígenas. ¿Los sindicalistas? Por el alza extraordinaria del salario mínimo y el proyecto de prima adicional para los trabajadores, seguramente. 

En rigor, están inventando los motivos del paro. Los verdaderos motivos los tenían desde antes de posesionarse Duque, desde siempre. Pero los partidos independientes ni La U ni el Conservador van a ayudarle al gobierno a defender la verdad en el caso del “paquetazo” que no existe.

Por cálculo miope se arriesgan a que la mentira y la desinformación funcionen para convocar manifestaciones que deriven en desestabilización violenta y en crisis que ningún gobierno pueda lidiar estructuralmente. Como si fueran a ganar algo importante con eso. Lo que se llama “jugar con candela” en silencio o solapadamente.

@DanielMeraV

890354

2019-11-09T00:00:00-05:00

column

2019-11-09T01:34:59-05:00

jrincon_1275

none

“Paquetazo de Duque” como mentira de desestabilización el 21-N

67

4040

4107

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Daniel Mera Villamizar

Gobierno Duque: o popularidad o efectividad

Elecciones locales y transición de Duque