Por: Hernán Peláez Restrepo

Para aplaudir

En la primera fecha, siempre es justo ofrecer disculpas por parte de los equipos.

Falta ritmo de competencia y solamente por allá en la sexta fecha se puede hacer una evaluación justa. Eso lo utilizan los directores técnicos y los mismos jugadores. Todos comprenden que ir dejando puntos en el camino tendrá un precio muy alto a la hora de las últimas jornadas.

Quiero de todas maneras aplaudir varios detalles vistos en esta fecha, hoy en día convertida en una cobija de retazos, por aquello de los distintos horarios. Marco Pérez, señalado en Ibagué el año pasado por tendencias etílicas, jugó un partidazo, corriendo como nunca, bajando a ayudar a los defensas, concretamente a su lateral. Además, sin egoísmo pudo jugar para Robin Ramírez.

Por el sector derecho, Pérez resultó incontrolable en la amplia victoria del Tolima, en la que el paraguayo resucitó como goleador, apuntando una tripleta, dejando en el pasado su oscuro trajinar por el Deportivo Cali.

Los que llegaron del Atlético Huila al Medellín, ratificaron su capacidad goleadora. Tanto Caicedo como Hechalar se hicieron presentes en la solida victoria ante el Once Caldas. Creo que fue Medellín como conjunto el más compacto en su funcionamiento en esta fecha inicial.

El campeón, Independiente Santa Fe, no digo que tropezó, porque al final del partido salvó un punto, aunque fue sorprendido por la agresividad bien entendida de la Equidad. En este partido, Pérez-Quiñones efectuaron una pared, recurso extraño por estos días en el fútbol, para lograr un gol.

Los de Equidad no se quedaron atrás en las acciones. El primer gol de Blanco fue un encuentro entre Barreto, Pando —un peruano con condiciones para jugar en ataque— y Blanco, el anotador.

Así que es bueno aplaudir detalles, fogonazos de los partidos que dieron comienzo a una temporada con 20 equipos. Pero un gran partido, con buen nivel de fútbol, esta por verse. Y sorpresas seguirán, como la vista en Montería, donde el Cali no fue capaz con Jaguares, porque el verdiblanco todavía está verde biche, si revisamos cómo es que juegan los equipos del Pecoso Castro.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Hernán Peláez Restrepo

Falta juego

Merecido

Nunca es Tarde

Allez la France

Pelota parada