Por: Ana Cristina Restrepo Jiménez

Para empezar una paz

Necesitábamos que nos miraran desde afuera, a través de una ventana discreta. Sin apasionamientos.

La distancia es el gran valor del documental To End a War, de Marc Silver.

Mientras observaba cómo el Gobierno y los grandes canales comerciales colombianos hacían sus producciones audiovisuales relacionadas con el proceso de paz de La Habana, el equipo de To End a War decidió entregarle la dirección creativa del documental a Marc Silver.

El director británico, triunfador del Festival de Sundance, ha creado contenidos para Universal Music, y también para la BBC, The New York Times y The Guardian, entre otros grandes medios de comunicación.

“La relación de Marc con Colombia era cero: por eso lo escogimos”, dice el productor Pedro Dávila. No obstante, por su origen, el cineasta no es ajeno a las dificultades de un proceso de paz. Aunque la película no hace ninguna asociación evidente, Silver es ciudadano de la Gran Bretaña, donde trascurrieron las negociaciones (larguísimas y complicadas) con el IRA.

En el rodaje de esta producción se invirtieron más de tres años de trabajo y tres millones de dólares.

Camino a la escuela, ya “cogido de la noche”, un niño de unos diez años cruza a caballo una zona donde se adelantan acciones de desminado. Solo esa imagen carga de sentido toda la narración… To End a War no se concentra en las mentiras difundidas durante la campaña por el “No” al plebiscito. La mirada desprevenida del director se interesa más en mostrar cómo un expresidente instrumentalizó ese momento histórico para emprender una venganza contra Juan Manuel Santos. El carisma y el poder de convicción para reducir el futuro de un país a una rencilla personal.

Paradójicamente, el lente objetivo (en la medida de lo posible) de Silver es el factor de choque, lo que golpea las entrañas de quienes paso a paso observamos, seguimos y vivimos el proceso de paz.

To End a War, con música de Gustavo Santaolalla, tiene en la mira al público extranjero. Pasar por más de 50 años de guerra para construir paz: el mundo nos verá a través de los ojos de Marc Silver. Qué vergüenza el dolor y la mezquindad que evidencia este documental (campos de concentración de las Farc, combatientes mutilados, la mujer de un soldado que le canta desde lejos a su marido que se pudre en la selva, las consignas de odio en las marchas contra las negociaciones de La Habana). Y qué orgullo que el mundo sepa que este proceso está saliendo adelante… a pesar de nosotros mismos.

A propósito del Día Internacional de la Paz, el estreno del documental tendrá lugar el 15 de septiembre en la sede de la Organización de las Naciones Unidas. Después será exhibida en Viena, Edimburgo, Dublín, Glasgow, Bergen, Bruselas y Madrid. En Colombia se presentará en cines el 21, 22, 23 y 24 de este mes.

To End a War es el inicio de una paz. Estable y duradera… en la medida que los colombianos y nuestros dirigentes permitamos que eso suceda.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Ana Cristina Restrepo Jiménez