Por: Columnista invitado

Paraguay se hace fuerte al conocer sus limitaciones

Yo creo que una de las virtudes que debe tener un equipo es ser consciente de sus limitaciones. Es un tema difícil, porque hablar de lo que uno no puede hacer no es positivo, pero si uno lo sabe hacer, termina potencializando esas desventajas.

La selección de Paraguay sabe lo que puede jugar, también lo que no puede jugar y entiende que si lleva a sus rivales en el terreno que a ellos les conviene, no los dejará hacer su juego habitual.

Esto le hizo Paraguay a la Argentina de Gerardo El Tata Martino y al Brasil de Dunga en esta Copa América 2015, dos equipos tradicional e históricamente superiores.

Paraguay, entonces, supo jugar con sus limitaciones y se volvió fuerte en el momento de buscar los espacios para que hoy sea un merecido semifinalista de la Copa América 2015 y se juegue su opción de llegar a la final frente a la selección anfitriona.

El equipo del técnico argentino Ramón Díaz tuvo dos diferentes formas de enfrentar el partido ante la selección de Brasil, en los cuartos. En el primer tiempo la intención de Paraguay era presionar para que el conjunto de Dunga no saliera al ataque.

En la segunda etapa buscó salir por los costados y contando con dos trabajadores como Roque Santa Cruz y Nelson Haedo Valdez, Paraguay empezó a ganar los rebotes.

El gol llegó en una jugada infantil de Thiago Silva, que le dio la oportunidad a la selección de Paraguay de empatar desde el punto penal y la figura del partido, Derlis González, aprovecha al máximo este momento único para brillar.

 

Gustavo Alfaro.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Columnista invitado