Por: Juan Pablo Ruiz Soto

París COP21 - de ONU a UNO

La Conferencia de Naciones Unidas (ONU) sobre cambio climático solo tendrá efectos si los gobiernos y cada UNO de nosotros, como ciudadano, nos comprometemos, actuamos y presionamos.

En París, los gobiernos de Estados Unidos y Alemania —líderes de los países industrializados cuyo mercado y tecnología son los principales responsables de la emisión de gases efecto invernadero (GEI) y del calentamiento global—, y los de la China e India —principal amenaza debido a su numerosísima población y creciente y acelerada emisión de GEI— parecen estar comprometidos.

Estados Unidos no firmó Kioto y presentó argumentos económicos que los Republicanos todavía reivindican. Hoy, el 25% de los norteamericanos niega que el cambio climático sea una realidad (National Geographic, nov, 2015), pero Obama ha comprometido al país y reconoció responsabilidades en su discurso ante la COP21. China y Estados Unidos —que juntos emiten cerca del 40% de los GEI— firmaron (2014) un acuerdo según el cual Estados Unidos se compromete a reducir sus emisiones de GEI en un 28% para el 2025 y China dejaría de aumentarlas en el 2030. Un hecho positivo es que el 2014 fue el primer año en que China no incrementó la quema de carbón y aumentó significativamente la generación de energía con fuentes renovables. Sin embargo, los compromisos son insuficientes y en París esperamos acuerdos más contundentes. Un norteamericano emite más del doble que un europeo y un chino lo mismo que un europeo, con gran ineficiencia en el uso de la energía.

India crece en población y en emisiones per cápita. Según el Banco Mundial, un indio genera 1/10 del GEI de un norteamericano, pero su aporte individual crece aceleradamente. En contraste, Alemania —cuyo ingreso per cápita es 30 veces superior al de India— avanza en el desarrollo de tecnologías renovables con viento y sol, generando el 27% de su energía mediante fuentes renovables. Para el 2050 espera generar el 80%, disminuyendo significativamente sus emisiones. No obstante, esto no tendrá efecto global, si no ata su plan a transferencia de recursos y tecnología para que los países en desarrollo puedan poner en marcha planes similares.

Los medios cada día informan más sobre los efectos del calentamiento global. En Estados Unidos, The Washington Post frecuentemente incluye temas que sensibilizan a sus lectores. El pasado 25 de noviembre publicó fotografías de un hito norteamericano, el Glaciar National Park. En primera página mostraba la rápida contracción de sus glaciares, que pierden por año una décima parte de su volumen. De 125 glaciares, inventariados en dicho parque a mediados del siglo XIX, hoy solo quedan 25. En Colombia las cosas son similares. En el Parque Nacional del Cocuy, el 30% de sus picos nevados ha perdido el glaciar en los últimos 25 años.

Mientras la ONU en París define acuerdos globales, a nivel local y personal, todos tenemos algo que aportar. Producir menos basura, reciclar, comprar a productores más limpios, cuidar las fuentes de agua, movernos en bicicleta etc. Todos debemos ser creativos y cambiar hábitos. Los gobiernos se comprometen, los ciudadanos decidimos, presionamos y actuamos. De nosotros depende nuestro futuro.

@Juparus

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Juan Pablo Ruiz Soto

Legislación ambiental, no referente ético

Ambiente medio para un clima caliente

El clima alerta a Estados Unidos

Cuencas, aguas y Plan de Desarrollo

Reformando las CAR