Por: Antonio Casale

Partidos buenos

En tiempos de crisis, en tiempos en que pocas cosas buenas pasan en nuestro fútbol, el partido entre Júnior y Medellín de la jornada pasada fue como agua en el desierto, y creo firmemente en que las cosas buenas hay que reseñarlas con especial atención para así tener la esperanza de que se puedan multiplicar y podamos lograr que quienes piensan que estamos locos por seguir fervientemente a nuestro enfermo fútbol nos puedan entender aunque sea un poco.

Júnior fue un equipo moderno, con muchos hombres sumados al ataque donde permanentemente en el área contraria o cerca de ella se sumaban muchos hombres con buen pie y mucha técnica como Giovanny Hernández, Ricardo Ciciliano, Luis Yánez y Teófilo Gutiérrez. Tuvo el cuadro barranquillero velocidad en la transición de defensa a ataque, precisión en la entrega del balón y aprovechamiento de los espacios. Asimismo presentó mejoría en el regreso de sus hombres a posiciones defensivas haciendo el juego muy ágil, demostrando que sí se puede jugar distinto en Colombia.

Pero DIM vendió cara su derrota, mientras contó con once hombres y también cuando estuvo en desventaja numérica porque estuvo cerca de encontrar el premio de la paridad. En lo individual mostró, entre otros, a un esperanzador lateral derecho como lo es Juan Guillermo Cuadrado, quien apenas está regresando de una lesión que lo mantuvo alejado del comienzo de temporada. El de Necoclí, Antioquia, mostró solidez en marca, velocidad en la salida, inteligencia con y sin balón y ofreció peligro por su banda en la zaga contraria. Cabe destacar que su jugador Sub 18, Arias, no sólo estuvo todo el partido sino que marcó el gol del “poderoso”, demostrando que cuando es por convicción, la regla tiene su excepción. El DIM tuvo la pelota como es característico en los equipos antioqueños durante largos pasajes del partido, pero la tuvo para darle buen manejo, buscando los espacios sin desesperarse y encontrándolos en la salida rápida por las bandas, demostrándonos a todos que la tenencia de la pelota puede dar resultados sólo si se buscan los espacios, se encuentran las bandas, y se utiliza el útil para acercarse al arco contrario, no para tenerlo por tenerlo.

Gran partido el que vimos en Barranquilla, y aunque con esta victoria junioristas empiezan a soñar y con esta derrota poderosos se despiden del torneo doméstico, sabemos que si tuviéramos tres o cuatro de estos partidos por fecha, seguro los estadios volverían a llenarse y los resultados en el exterior no demorarían en llegar.

Buscar columnista

Últimas Columnas de Antonio Casale

La pregunta de Simeone

Estado físico

Primera tanda

Entiendo y no entiendo

Maneras de encarar la competencia