Por: J. William Pearl

Patinetas

Es apenas lógico que el uso del casco dificulte su uso, ya que un ciudadano no andará todo el día con uno para usarlo una o dos veces por corto tiempo.

La Alcaldía de Bogotá reguló el uso de patinetas por medio de la circular 006 de 2018, la cual entre otras cosas regula el parqueo de patinetas, que no puede hacerse en el espacio público de la ciudad. El uso de la patineta disminuye el uso del carro, lo que busca el alcalde Peñalosa. ¿Entonces cuál es la razón para hacer más complicado el uso de la patineta?

El uso del carro genera más tráfico que el de una patineta, al ser eléctrica no contamina la ciudad, su costo de alquiler es bastante menor que el costo de operación de un vehículo y naturalmente el ahorro de tiempo es significativo, cuando es factible usar la patineta.

El Código Nacional de Tránsito se refiere principalmente a no parquear en andenes, zonas verdes, zonas peatonales, antejardines, vías arterias, ciclorrutas ni en los paraderos del SITP.

El alcalde está buscando hacer cumplir la ley, pero su aplicación llevaría a que quien usa la patineta tendría que dejarla en un parqueadero, y no podría ubicarla cerca de su destino, esto además de complicar su uso encarecería su alquiler, pues el costo de parqueo haría que este aumentara significativamente.

La Alcaldía publicó unas recomendaciones para su uso, que cito a continuación: “Transitar a una velocidad menor o igual a 20 km/h, transitar por las ciclorrutas, usar el casco abrochado y ajustado, no transitar por los andenes y no transitar por avenidas o vías arterias”.

Es apenas lógico que el uso del casco dificulte su uso, ya que un ciudadano no andará todo el día con uno para usarlo una o dos veces por corto tiempo. Esto, sumado al uso de “elementos reflectivos que ayuden a distinguir tanto la patineta como a quien la conduce”. Es evidente que el uso del casco evitaría lesiones graves, pero es virtualmente imposible que su alquiler opere como pretende la Alcaldía. Si se agrega el uso de elementos reflectivos, se convertirá en un asunto muy difícil de aplicar.

Un ciudadano del común observa lo que está sucediendo con este asunto y lo primero que se le viene a la cabeza es la presión que estaría ejerciendo el gremio de los taxistas, quienes se están viendo perjudicados en sus ingresos. Sí, es necesario que el alcalde pueda disminuir el uso del carro. Claro, tiene que cumplir con el Código de Policía, pero para ser coherente con su gran lucha deberá buscar la manera que permita que el uso de la patineta eléctrica pueda efectuarse por cualquier persona fácilmente, de lo contrario será muy difícil entender la lucha de Peñalosa contra el carro.

852984

2019-04-30T01:18:02-05:00

column

2019-04-30T01:18:34-05:00

jrincon_1275

none

Patinetas

9

2876

2885

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de J. William Pearl

Responsabilidad

Reino Unido

Foro

Perpetua

Liderazgo