Por: Carolina Botero Cabrera

Paz con seguridad digital

En la reunión Ministerial de la OECD “Economía digital: innovación, crecimiento y prosperidad social” el ministro Luna abrió el panel “Gestionando los Riesgos de Seguridad Digital para la Privacidad en Aras de la Prosperidad Económica y Social” anunciando la firma de la paz mientras presentaba también el Conpes de Seguridad Digital.

Allí Luna explicó que el nuevo Conpes está en línea con la OECD yendo más allá de lo militar para ocuparse del desarrollo económico. Indicó que el sector defensa aceptó un marco de derechos humanos e ir más allá de la ciberseguridad y la ciberdefensa para ocuparse de las personas. Importante cambio para la paz, sin embargo a menos que se apropie en la implementación perderemos también esta semifinal. En el mismo panel por ejemplo, Gus Hosein —representando a la sociedad civil— habló de los riesgos de ignorar que mientras los Estados promueven políticas nacionales de seguridad digital también la erosionan en nombre de la seguridad nacional.

La seguridad es un reto importante para los acuerdos de paz. Ellos obligan a dar garantías de seguridad a los desmovilizados de la guerrilla frente a la amenaza de paramilitares o sus sucesores. Sin embargo para combatir a esos enemigos, para proteger a los exguerrilleros, se mencionan soluciones exclusivamente analógicas como chalecos antibala. Los riesgos de seguridad digital no son mencionados aunque ha estado presente incluso en las negociaciones (no olvidar “Andrómeda”). Por su parte el Conpes solo trae cifras del sector empresarial o del Estado e ignora esta realidad social. Dado que entraremos en la OECD acostumbrémonos a conectar el lenguaje de mercados y consumidores con el de desarrollo y derechos humanos. ¿Podemos por ejemplo hablar de “confianza” como elemento necesario tanto del desarrollo económico como del social?

No basta mencionar los temas en el mismo párrafo para conectarlos. Los compromisos analógicos en los acuerdos de paz deben tener correlato en lo digital y las políticas que buscan generar confianza en lo económico para desarrollar mercados no pueden olvidar que sin esa misma relación en lo social, lo económico tampoco florecerá. Sea como sea celebro vivir este momento histórico y trabajar porque se mantenga.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Carolina Botero Cabrera

Hablemos de libertad sexual en internet

El futuro de la ciencia abierta

Censurar opiniones no es la respuesta