Por: Luis Fernando Montoya

Pensar

“Si eres sabio, sé alegre”: Marcial.

Aún me resuena la forma como el profesor Hernán Darío Gómez renunció a la dirección técnica de Santa Fe y luego regresó.

Para mí hay tres conocimientos sicológicos básicos que nosotros los técnicos debemos trabajar y tener en cuenta siempre:

1. Personalidad vigorosa y atrayente para imponerse en las situaciones difíciles y arrastrar al conjunto. 2. Inteligencia clara y vivaz. 3. Carácter fuerte, pero autodominado.

Santa Fe lleva muchos años luchando por volver a conseguir algo grande para su afición, contratando técnicos de diferentes culturas, edades, conocimientos, trayendo los mejores jugadores, conformando grupos directivos muy capaces como los actuales, la afición acompañándolos permanentemente y no han consolidado algo especial hasta el momento. ¿Qué pasa?

Estabilidad. Para que un técnico pueda hacer profesionalmente su trabajo es importante contar con el apoyo decidido de los directivos en el proyecto presentado. En Colombia equipos como Chicó y Equidad le han dado respaldo a la continuidad del cuerpo técnico y hoy vemos los resultados.

Divisiones menores. Contratar personas idóneas, líderes, conocedores de su oficio, capacitados y actualizados. Es importante comprender que un trabajo estructurado y serio dará buenos resultados. Es hora de que en los equipos los técnicos de estas categorías sean bien remunerados.

Perfil del jugador. Creo que es el momento para pensar que el jugador que va ha jugar a la capital requiere de algunas condiciones específicas fuera de las técnicas, tácticas, entre ellas: Mentalidad fuerte, capacidad de adaptación a la ciudad y a la altura. Buenas relaciones con la prensa y la afición, que vivan muy cerca unos de otros y disponibilidad para vivir buena parte de su tiempo concentrado con el equipo.

En lo que respecta a la renuncia y posterior regreso de Hernán Darío, creo que uno como técnico no debe tomar decisiones apresuradas para luego arrepentirse. No era el momento para renunciar, es el tiempo de trabajar. Para lo que falta del resto del torneo, considero que el equipo tiene un trabajo táctico muy adelantado, una riqueza técnica en sus jugadores que le deben agregar: deseo de triunfar y clasificar al octagonal.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Luis Fernando Montoya

Final a la distancia

Hay futuro

Nacional, a enderezar el camino

Final inédita

América y Cali, a mejorar